Archivo | diciembre, 2011

PABLO ALBORÁN – SOLAMENTE TÚ.

31 Dic

FELIZ NAVIDAD – IL DIVO.

30 Dic

¿DE DÓNDE PROCEDE EL TÉRMINO NAVIDAD?

29 Dic

 

El término Navidad proviene del latín “Nativitas” y significa Nacimiento.

Las tarjetas navideñas fueron inventadas por sir Henry Cole, quien en el año 1843 encargó a un amigo pintor que le dibujara y pintara una escena navideña, que luego mandaría a reproducir en una imprenta, para después escribirle unos breves deseos de felicidad y firmarlas y enviarlas a los amigos y familiares.

La tradición de poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Greccio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de Greccio para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; en el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendendió sus brazos hacia el Santo de Asís. El milagro se había producido ante la vista de todos, y desde entonces la fama de los “Nacimientos” y su costumbre se extendió por todo el mundo. El Papa Juan Pablo II, en 1.986, a petición de las asociaciones belenistas de todo el mundo, proclamó a San Francisco de Asís Patrón Universal del Belenismo.

El árbol de Navidad decorado, se cree que apareció a principios del siglo XVII, en Alemania. En 1605, un árbol fue decorado para ambientar el frío de la Navidad, costumbre que se difundió rápidamente por todo el mundo. El árbol de Navidad llegó a Finlandia en el año de 1800, donde se extendió por el resto de países nórdicos. Llegó a Inglaterra en 1829, y fue el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien ordenó adornar el castillo de Windsor con un árbol navideño en 1841. En Suecia, mantienen el árbol adornado y con sus luces hasta 20 días después de la Navidad.

Desde el siglo XIII se realiza en Italia una competición de villancicos llamada “pastorelle”.

El roscón de Reyes con haba de la suerte incluida se comenzó a elaborar en la Edad Media.

El tercer domingo de adviento, el Papa bendice las figuras del Niño Jesús que los niños le llevan y que son las figuras que luego ponen los niños en sus belenes.

El primer sorteo de la Lotería de Navidad se celebró en Cádiz (España) en 1812. El sorteo de “el Niño” se instituyó en el año 1941.

Los cotillones de Nochevieja empezaron a organizarse en restaurantes franceses a principios del siglo XX

Las doce uvas de la suerte es una costumbre reciente, nacida en el primer tercio del siglo XX.

El primer árbol de Navidad iluminado con lámparas eléctricas se instaló en casa de Edward Johnson.

La existencia de tres Reyes Magos data del siglo VI d.C. Melchor, que representa a los europeos, ofreció al Niño Dios un presente de oro que atestigua su realeza. Gaspar, representante de los semitas de Asia, cuyo bien más preciado es el incienso, lo ofreció al Niño como símbolo de su divinidad. Y por último, Baltasar, negro y con barba, se identifica con los hijos de Cam, los africanos, que entregan la mirra, en alusión a su futura pasión y resurrección.

El muérdago representa en navidad una demanda de prosperidad a la divinidad.

El primer pan dulce se hizo en Milán, por encargo del duque Sforza, quien pidió a sus cocineros una comida especial para Navidad que contenía en su interior frutas secas y pasas de uva, y que decidió bautizar como “panettone”

En Suecia se mantiene el arbolito adornado y con luces hasta 20 días después de la celebración de Navidad.

En Finlandia, las familias decoran sus casas para Navidad, con velas que realiza cada familia.

El primer cava español data de 1872.

En la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, Argentina, el primer belén lo montó el misionero Gaspar de Monroy, en 1594, en el Vallecito del Cerro.

Los villancicos son cantos que se entonan en Navidad para celebrar el nacimiento del Niño Jesús. Esta costumbre tiene su origen en la edad media y se mantiene en recuerdo de los muchos profetas que anunciaban el nacimiento del Salvador. La gente de la villa, los villanos, fueron los que adaptaron los antiguos himnos y cantos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, transformándolos en canciones muy dulces. Son esas las canciones que -en honor de sus autores- hoy se conocen con el nombre de villancicos. Los primeros se originaron, según se cree, en Inglaterra, en la época de Enrique I, los cantos eran en latín y amenizaban las fiestas de la Corte. “El Canto del Jabalí”, era llamado canto del villano, y una especie de diminutivo se transformó en villancico para designar estos coros o estribillos.

¿Por qué se llama «Misa del Gallo» la misa que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad? Porque esa misa solía caer «ad galli cantus» al canto del gallo, de donde le quedó su sugestivo nombre que nada tiene que ver con el hecho de que en algunos países acostumbraran comer gallo al horno en la cena de Nochebuena.

La palabra pesebre se deriva del latín praesepem. Su significado original era “cajón para la comida de los animales”.

El buey, símbolo de San Lucas Evangelista, es símbolo de la paciencia y el trabajo. El asno, animal que acompaña a la Virgen en el nacimiento, es símbolo de humildad.

En mitad del Océano Pacífico, existe una isla llamada Navidad que pertenece a Kiribati. La venta de sellos de correos es su principal actividad económica.

El día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Cristo. Pero algunas de las costumbres tradicionales de la Navidad llegaron más tarde, como la de cantar villancicos que no se agregó hasta la Edad Media. Por Navidad, los cristianos africanos se reúnen y leen pasajes de la Biblia. Posteriormente realizan bailes y cantos al aire libre. En Etiopía realizan una ceremonia bañándose en los ríos.

Según las crónicas, el pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el S. XVI. Los aztecas se lo hicieron probar a Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España.

El turrón fue incorporado a la mesa en el siglo XVI.

La bebida con que más frecuentemente se brinda en Navidad e Argentina es la sidra.

La cesta de Navidad tiene sus raíces en las canastillas que antiguamente empleaban los campesinos para transportar los aguinaldos que iban a entregar.

Hacia el siglo II un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Mira, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel. La figura de Santa Claus, con la estética que ahora conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, si bien se basó en la vida y la leyenda de San Nicolás. Actualmente, se designa al mismo personaje en los distintos países, como Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Aunque en ciertos lugares el día de San Nicolás se celebra el 6 de diciembre. El nombre Santa Claus es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fuera Obispo de Mira en el S. IV, personaje de una enorme bondad y protector sobretodo de los niños.

Los restos de los Reyes Magos estuvieron durante trescientos años en Constantinopla, en lo que antes era Bizancio y ahora Estambul, en Turquía. Luego fueron trasladados a Milán hasta 1162, en que el emperador Barbarroja saqueó Milán y entregó los restos de los Reyes Magos al arzobispo Reinaldo de Dassel, quien decidió que dichos restos fueran trasladados a Colonia, Alemania. Los restos de los tres Reyes Magos descansan en un cofre de oro y plata que pesa unos 350 kg, y se halla en una capilla que hizo construir a tal efecto el emperador Carlomagno en Colonia, Alemania.

Según cuenta la historia, el 25 de diciembre de 1492 se celebró la primera Navidad en tierras americanas. Colón realizaba un reconocimiento de los archipiélagos de la zona, cuando una mala maniobra dañó irreparablemente a la carabela “Santa María”. Los indígenas le ayudaron a rescatar la carga y a construir un fortín donde quedaría parte de la tripulación. Se utilizaron las maderas del barco para levantar dicho fuerte, y se terminó de construir el 25 de diciembre. Por esa razón se llamó al fuerte “Fuerte de Navidad” (Natividad). Allí celebraron con gran emoción la Navidad de 1492.

La costumbre de la celebración de la Misa de Gallo proviene de los ritos de los templos de Jerusalén. Allí los católicos celebraban tres misas el día del nacimiento de Jesús: una en la noche en la cueva de la natividad, santificando el nacimiento, otra al amanecer como signo de la resurrección y una tercera en el templo, siendo ésta el oficio solemne del día.

La estrella de Navidad es originaria de Filipinas. Allí se hacen antorchas en forma de estrellas de 5 puntas, que iluminan la entrada de las casas. Suele colocarse en la parte superior del árbol de Navidad. En San Fernando (Filipinas) se realiza un desfile de estrellas de Belén confeccionadas por los niños.

Por navidad, se bebe en Chile Cola de Mono, que es un ponche hecho de pisco con café con leche, azúcar y canela. El pisco chileno es un licor destilado de uvas moscatel, en diversas variedades y, en menor medida, Pedro Jiménez y torontel.

Cada 24 de diciembre, miles de turistas se trasladan a Oberndorf, cerca de Salzburgo (Austria), donde hace 185 años fue compuesta la canción “Noche de Paz”, quizá el villancico más conocido del mundo.

“Noche de Paz” fue traducida a 330 idiomas; la canción de Navidad austríaca fue creada casi por casualidad, porque se había estropeado el órgano de la iglesia. En 1818, dos días antes de Navidad, el viejo órgano de la iglesia de San Nicolás, la parroquia del padre Joseph Mohr, pasó a mejor vida. Para no decepcionar a sus feligreses, el sacerdote pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro y organista del vecino pueblo de Arnsdorf, que compusiera una melodía para un texto de Navidad.

En la misa del gallo de ese 24 de diciembre, Joseph Mohr, cura con voz de tenor y que tocaba la guitarra, y Gruber, que poseía una bella voz de bajo, interpretaron por vez primera en alemán “Noche de Paz”. El hecho era totalmente inhabitual en la época, cuando los textos religiosos se redactaban todavía en latín. Pero Mohr consideraba que una letra simple y comprensiva era lo más adecuado para sus feligreses.


CITAS FOB.

29 Dic

 “CON LA TINTA DE UNA LÁGRIMA, SERÍA CAPAZ DE ESCRIBIR EL MAYOR LIBRO DE LA HISTORIA”

FOB.

EL BELÉN PARROQUIAL DE SANTA MARÍA MAGDALENA ESPERA VUESTRA VISITA. – GALERÍA.

29 Dic

UNA EXPOSICIÓN DE LA VIDA – UN CAMINAR EN EL TIEMPO. – GALERÍA II PARTE.

29 Dic

CITAS DE LA HISTORIA.

28 Dic

· Lo que me preocupa no es que me hayas fallado, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer más en ti.

Friedrich W. Nieztsche       

ALGUNAS PERSONAS, LA LLAMAN…NOCHE DE PAZ.

27 Dic

Ya pasada la media noche y, después de que la mayoría de la gente celebre la Noche Buena, mi pantalla me dice que escriba algo mientras dos amigos conversan entre ellos de viejos tiempos vividos. Se conocen desde una edad quinceañera, aunque ya han superado la del Cristo crucificado.

Sí, son amigos, o eran amigos, o quizá conocidos, pues hoy ya no se sabe que pasa por nuestras mentes, aunque por ahora hablan de sus cosas. Intercambian impresiones y puntos de vista en la distancia. Es una conversación artificial, pero ayuda.

La soledad y el silencio de la madrugada, hacen que me ponga a pensar en estos días tan grandes para unos y, tan pobres para otros. Pobres en desesperación y soledad. Pobres en el abrigo de otros seres. Pobres dolidos por los surcos que el tiempo ha dejado en sus manos y en sus rostros. Pobres porque no tienen casa. A algunos, ya los hospedaron en bonitas residencias con olor a médicos y lejía. Pobres de amor.

Yo mismo vivo la soledad como compañera. Yo la he elegido. A veces hablamos de cosas y nos entendemos muy bien. Me reprocha muchas veces. Puede que tenga razón.

Me gustaría que me hablaran los viejos retratos de mirada penetrante. Caras grises detrás de pardos cristales que hacen aguas. Empolvados y ahumados por las viejas chimeneas de cuando entonces.

¡Me gustaría hablar con mi madre!

Sí. Nunca hablé con ella. No tuve tiempo. La muerte me la robó en mis propias narices cuando apenas contaba con media docena de años. ¡Que putada! La hecho en falta cada día de mi vida. Siempre la necesité. Tengo uno de esos cuadros grises con su rostro inmortal de mirada con palabras. Sin ruido. Pero nos entendemos.

Me hubiera gustado compartir algo más de mi vida con ella. Presentarle a personas que de verdad me quieren. Pedirle ese consejo de madre tan necesario y sabio. Una madre jamás se equivoca. Es su corazón el que habla. Fue su corazón quien se la llevó.

Ya ves, una noche que se supone especial para casi todo el mundo y, yo la hago especial de otro modo. Algo muy personal e incomprendido. Para mi es una necesidad. Una inspiración arrastrada por el deseo de gritar en el silencio de la magia de esta noche. Romper los cristales imaginarios de la burbuja de mi mente. Salir para hablar con las estrellas. Siempre me gustó hacerlo. A veces hablamos de amor. Hay muchas formas de amor.

¡Quiero uno!

“Amor. Que palabra tan corta para algo tan inmenso”.

Dicen que es una noche de paz. Si lo dicen, lo creerán. Es mentira. Hay de todo menos paz y tranquilidad. Las familias en su mayoría, se miran de reojo. Hace un año que no se han visto. El perro, siempre le llamamos compañero del hombre. Hoy es mascota. Tiene más preferencias que el padre o el abuelo. Si le das una patada porque molesta, te denuncian. Pero si se la das al abuelo, no se entera ni Dios. No se altera nadie. Ni se inmutan. Lo consideran mas gruñón que a esa “mascota de un montón de euros”. La cena empieza con ella. Le hacemos juegos y bromas, mientras apartamos en un rincón al abuelo. No queremos que le pase nada, naturalmente. Por eso lo arrinconamos y le decimos que guarde silencio para poder dar más volumen a la caja tonta. “noche de paz…..”.

¡No valemos porque somos viejos, pero…nos necesitáis!

Ya ves, me había olvidado del amor, como ellos. No quiero ser uno de ellos. Necesito seguir siendo yo. Tal cual. Pensando como pienso y no como quieren que piense. Aunque a veces no les interesa que pensemos.

Un gato negro me observa al salir  de casa. Está junto al contenedor esperando las sobras. No se si lo conseguirá. Pero me ha preguntado que a donde iba. Dice que estoy loco. Tiene razón. Ya me lo habían dicho un poco antes. Los dos coincidimos en el mismo lugar, a la misma hora y con el mismo pensamiento. Supervivencia. No traen mala suerte. Eso es mentira. Pero son negros.

He prendido una vela de olor. No se a que huele. Pero he conseguido cambiar algo en el ambiente. Mis amigos siguen con su larga conversación. Se han animado. A veces el tiempo no cuenta ni para la amistad ni para el amor. Es bonito pero escaso.

El aroma de esa vela me hace girar mi cabeza hacia la llama oscilante. Me absorbe su luz y su tranquilo y pacifico movimiento. Recuerdo el fuego de aquélla vieja chimenea. No había música. Sólo el crujir del tronco de “Nochebuena”. Sus chispas eran los fuegos artificiales que saltaban a discreción. Era la mejor pirotecnia de mi niñez. Ya no hay fuego en mi alma. Hace demasiado tiempo. Mis cenizas llevarán mi mensaje cada año…

¡Noche de Paz!… 

Francisco Ortega Bustamante.          24-25 – 12 – 2011

 

MÁS QUE LAS BODAS DE ORO Y MENOS QUE LAS DE PLATINO – “BODAS ESMERALDA”.

27 Dic

Pedro y Ana María, celebran sus “bodas Esmeralda” con 62 años casados. Una celebración, de la que recogemos en distintas ilustraciones fotográficas, uno de los momentos más entrañables de esta celebración con la reunión de la gran familia, aunque aún faltaban casi treinta miembros más de esta abultada saga de los “veintes”.

Pedro valera, es conocido por una gran mayoría de cehegineros, por su apodo: “Pedro el Veinte”, apodo este, que le viene de cuando el hizo el servicio militar, ya que estaba incorporado en el barracón número 20, de ahí que los compañeros, cuando iban a reunirse para salir o hacer algo, irían a buscar a su amigo el del barracón 20, o sea, “el del veinte”, aunque mucha gente asociaba dicho apodo a su numerosa familia, pero que no alcanzan ese número aunque si una docena de ellos.

Como podemos apreciar en sus rostros labrados por el tiempo y el trabajo, se muestran con gran satisfación ante este homenaje que han recibido por parte de todos.

” Felíz Luna de Miel”… aunque sólo sea figurativa.

CITAS FOB.

26 Dic

“A VECES ES MEJOR CERRAR LOS OJOS PARA SENTIR MEJOR”.

FOB.