¡ATENCIÓN! – HORROR, TERROR, PAVOR.

9 Dic

Copia de DSCN9994- Copia de DSCN9999-

HORROR, TERROR, PAVOR.

Estas son las primeras palabras, aparte otras menos fraternales, que se me vinieron a la cabeza el otro día cuando recibí el whatsapp en el que uno de mis contactos me preguntaba si yo sabía para qué eran los cuadros que me enviaba en las fotos adjuntas.

Cuando las vi, me quede…, como se dice en la calle, flipando.
¡Increíble!.

La fotos eran, son de la Iglesia de Santa María Magdalena y en ellas se ven unos cuadros gigantescos apoyados en la pared y sujetitas, esas perlas, con bancos para que no se caigan (una lástima).

Me fui, como se suele decir, en seguida al bulto.

¡Joder, eso es para colgarlo!, ¡los van a colgar!.
¿Qué van a hacer esos cuadros ahí si no?.

Sea como fuere. Por si sí o por si no. Más vale prevenir que curar. Mejor conjurar el peligro que esperar a que se dediquen a taladrar los muros del monumento aquí y allá para que “quede bonico”, y para mayor satisfacción del autor.

Por supuesto, se me retorcieron los intestinos. ¿Cómo no iba a ser así?. Son tres de los cuadros de una exposición que se hizo en esta iglesia hace años y de un autor que ya en su tiempo intentó colocar, sí, la palabra es colocar “sus cosas” en un MONUMENTO HISTORICO ARTISTICO declarado BIC (Bien de Interés Cultural). En aquellos momentos el edificio estaba recién inaugurado y con muy buen criterio y tras haber consultado con profesionales del tema, el entonces responsable (párroco), desestimó la petición del autor, que es necesario decir, es sacerdote (colega) también.

Sabemos que no le sentó muy bien que no se le dejase disponer para lo suyo, de algo que pertenece al depósito cultural y patrimonial del pueblo de Cehegín (lo que se dice usar el monumento como sala de exposición personal de “sus cosas” y para su “genio”)

Pues aquí está de nuevo, vuelve a la carga a ver si con este gestor (párroco) que hay ahora cuela. Y visto que están aquí, se deduce que los preguntados y consultas correspondientes entre colegas ya se han hecho. Y los permisos han sido concedidos.

¡Claro que sí!.

¡Oye!, soy fulanico, te llamo desde la sucursal (parroquia) tal o desde tal sitio. ¿Me dejas el aula cultural (la iglesia del pueblo que sea) para que coloque tres estampitas que he hecho a ratos perdidos?

Por su puesto, cómo no. Estás en tu casa. Y la mía. Y la de los míos y de nadie más.

En cuestiones de calidad no es preciso entrar. No quiero atizarle más a la hoguera que ya tira bastante calor.

En el tema que estamos tratando eso no entra, más cuando la restauración que se hizo, lo que persiguió y consiguió en palabras del propio arquitecto, que algo sabe de esto, era devolver el edificio a su ser original. Y mira tú por donde, ese ser original consiste en estar tal y como está ahora. LIMPIA. Si no tenemos en cuenta las “cositas” que ya cuelgan de las paredes: una foto de un Papa que ya no está entre nosotros, (¡que el Señor lo tenga en la Gloria!), unas oracioncitas sobre la pilas del agua en la entrada (todo sea por un sano ambiente acogedor) y esperemos que no suceda como en la Iglesia de la Concepción donde fueron taladradas las paredes del interior del campanario y del no tan interior además de las del coro para colgar píos cuadritos que ¡atención!, ni siquiera eran original, eran fotos impresa en impresora casera y papel normal. Ahora han sido venerablemente arrancadas dejando las huellas de la pasión y muerte en la pared.

Pero yo digo NO: ni esto, entiéndase el edificio de la Magdalena, es la casa de nadie, por lo menos de nadie de por aquí abajo, ni es una sucursal, ni una franquicia, NI ES N-A-D-A D-E N-A-D-I-E en particular.

Con los suyos haga usted lo que le dejen; con lo que pertenece a toda un Comunidad (pasada, presente y futura) NO. Para colgar lo que sea hay mucho sitio en la Casa Parroquial.

Ahora diré lo que es:

ES UN BIEN CULTURAL QUE PERTENECE AL PUEBLO DE CEHEGIN, QUE SE HIZO POR Y PARA EL Y QUE SE MANTIENE Y HA SIDO RESTAURADO A EXPENSAS DE LOS BOLSILLOS DE LOS CEHEGINEROS (creyentes o no) A TRAVÉS DE LOS IMPUESTOS (los distintos porcentajes que deben pagar las partes: Diócesis, Ayuntamiento, Comunidad Autónoma, etc.)

Este edificio es un MONUMENTO, declarado BIC desde 1982, que está dentro de un entorno declarado también CONJUNTO HISTORICO ARTISTICO CASCO ANTIGUO DE CEHEGIN (Delimitación del Entorno Según Real Decreto del 24-9-1982). Al igual que la IGLESIA DE LA COCEPCIÓN (BIC 1980), la IGLESIA DE LA SOLEDAD (BIC 1982), el CONVENTO DE SAN ESTEBAN (BIC 1976) y unas cuantas cosas más.

¿Qué significa eso?

Pues es muy sencillo:

“Existe la OBLIGACIÓN LEGAL de PROTEGAR y CONSERVAR”. Con las consecuencias derivadas del incumplimiento de la ley.

Pero es que no haría falta ninguna ley, para nada. Porque antes que cualquier otra cuestión legal, está la OBLIGACIÓN MORAL, el RESPETO, la CONSIDERACION hacia el prójimo y su patrimonio, la EFICACIA y ETICA PROFESIONAL.

No obstante, voy a dejar unas citas de la Ley de Patrimonio a ver si queda más claro:

PREAMBULO

…La protección y el enriquecimiento de los bienes que lo integran constituyen obligaciones fundamentales que vinculan a todos los poderes públicos, según el mandato que a los mismos dirige el artículo 46 de la norma constitucional.

…Busca, en suma, asegurar la protección y fomentar la cultura material debida a la acción del hombre en sentido amplio, y concibe, aquélla como un conjunto de bienes que en sí mismos han de ser apreciados, sin establecer limitaciones derivadas de su propiedad, uso, antigüedad o valor económico.

En el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae.
La Ley dispone también las fórmulas necesarias para que esa valoración sea posible, pues la defensa del Patrimonio Histórico de un pueblo no debe realizarse exclusivamente a través de normas que prohíban determinadas acciones o limiten ciertos usos, sino a partir de disposiciones que estimulen a su conservación y, en consecuencia, permitan su disfrute y faciliten su acrecentamiento.

El Patrimonio Histórico Español es una riqueza colectiva que contiene las expresiones más dignas de aprecio en la aportación histórica de los españoles a la cultura universal. Su valor lo proporciona la estima que, como elemento de identidad cultural, merece a la sensibilidad de los ciudadanos. Porque los bienes que lo integran se han convertido en patrimoniales debido exclusivamente a la acción social que cumplen, directamente derivada del aprecio con que los mismos ciudadanos los han ido revalorizando.

Todas las medidas de protección y fomento que la Ley establece sólo cobran sentido si, al final, conducen a que un número cada vez mayor de ciudadanos pueda contemplar y disfrutar las obras que son herencia de la capacidad colectiva de un pueblo. Porque en un Estado democrático estos bienes deben estar adecuadamente puestos al servicio de la colectividad en el convencimiento de que con su disfrute se facilita el acceso a la cultura y que ésta, en definitiva, es camino seguro hacia la libertad de los pueblos.

TITULO PRELIMIAR
Disposiciones Generales.

Art. 4.º A los efectos de la presente Ley se entiende por expoliación toda acción u omisión que ponga en peligro de pérdida o destrucción todos o alguno de los valores de los bienes que integran el Patrimonio Histórico Español o perturbe el cumplimiento de su función social. En tales casos la Administración del Estado, con independencia de las competencias que correspondan a las Comunidades Autónomas, en cualquier momento, podrá interesar del Departamento competente del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma correspondiente la adopción con urgencia de las medidas conducentes a evitar la expoliación. Si se desatendiere el requerimiento, la Administración del Estado dispondrá lo necesario para la recuperación y protección, tanto legal como técnica, del bien expoliado.

Art. 7.º Los Ayuntamientos cooperarán con los Organismos competentes para la ejecución de esta Ley en la conservación y custodia del Patrimonio Histórico Español comprendido en su término municipal, adoptando las medidas oportunas para evitar su deterioro, pérdida o destrucción. Notificarán a la Administración competente cualquier amenaza, daño o perturbación de su función social que tales bienes sufran, así como las dificultades y necesidades que tengan para el cuidado de estos bienes. Ejercerán asimismo las demás funciones que tengan expresamente atribuidas en virtud de esta Ley.

Art. 8.º 1. Las personas que observen peligro de destrucción o deterioro en un bien integrante del Patrimonio Histórico Español deberán, en el menor tiempo posible, ponerlo en conocimiento de la Administración competente, quien comprobará el objeto de la denuncia y actuará con arreglo a lo que en esta Ley se dispone.

TITULO PRIMERO
De la declaración de Bienes de Interés Cultural

Art. 9.º 1. Gozarán de singular protección y tutela los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español declarados de interés cultural por ministerio de esta Ley o mediante Real Decreto de forma individualizada.

TITULO II
De los bienes inmuebles

Art. 14. 1. Para los efectos de esta Ley tienen la consideración de bienes inmuebles, además de los enumerados en el artículo 334 del Código Civil, cuantos elementos puedan considerarse consustanciales con los edificios y formen parte de los mismos o de su entorno, o lo hayan formado, aunque en el caso de poder ser separados constituyan un todo perfecto de fácil aplicación a otras construcciones o usos distintos del suyo original, cualquiera que sea la materia de que estén formados y aunque su separación no perjudique visiblemente al mérito histórico o artístico del inmueble al que están adheridos.

Art. 15. 1. Son Monumentos aquellos bienes inmuebles que constituyen realizaciones arquitectónicas o de ingeniería, u obras de escultura colosal siempre que tengan interés histórico, artístico, científico o social.

3. Conjunto Histórico es la agrupación de bienes inmuebles que forman una unidad de asentamiento, continua o dispersa, condicionada por una estructura física representativa de la evolución de una comunidad humana por ser testimonio de su cultura o constituir un valor de uso y disfrute para la colectividad. Asimismo es Conjunto Histórico cualquier núcleo individualizado de inmuebles comprendidos en una unidad superior de población que reúna esas mismas características y pueda ser claramente delimitado.

Art. 19. 1. En los Monumentos declarados bien de Interés Cultural no podrá realizarse obra interior o exterior que afecte directamente al inmueble o a cualquiera de sus partes integrantes o pertenencias sin autorización expresa de los Organismos competentes para la ejecución de esta Ley. Será preceptiva la misma autorización para colocar en fachadas o en cubiertas cualquier clase de rótulo, señal o símbolo, así como para realizar obras en el entorno afectado por la declaración.

Art 21. 3. La conservación de los Conjuntos Históricos declarados Bienes de Interés Cultural comporta el mantenimiento de la estructura urbana y arquitectónica, así como de las características generales de su ambiente. Se considerarán excepcionales las sustituciones de inmuebles, aunque sean parciales, y sólo podrán realizarse en la medida en que contribuyan a la conservación general del carácter del Conjunto. En todo caso, se mantendrán las alineaciones urbanas existentes.

TITULO IV
Sobre la protección de los bienes muebles e inmuebles

Art. 36. 1. Los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español deberán ser conservados, mantenidos y custodiados por sus propietarios o, en su caso, por los titulares de derechos reales o por los poseedores de tales bienes.

2. La utilización de los bienes declarados de interés cultural, así como de los bienes muebles incluidos en el Inventario General, quedará subordinada a que no se pongan en peligro los valores que aconsejan su conservación. Cualquier cambio de uso deberá ser autorizado por los Organismos competentes para la ejecución de esta Ley.

3. Cuando los propietarios o los titulares de derechos reales sobre bienes declarados de interés cultural o bienes incluidos en el Inventario General no ejecuten las actuaciones exigidas en el cumplimiento de la obligación prevista en el apartado 1.º de este artículo, la Administración competente, previo requerimiento a los interesados, podrá ordenar su ejecución subsidiaria, Asimismo, podrá conceder una ayuda con carácter de anticipo reintegrable que, en caso de bienes inmuebles, será inscrita en el Registro de la Propiedad. La Administración competente también podrá realizar de modo directo las obras necesarias, si así lo requiere la más eficaz conservación de los bienes. Excepcionalmente la Administración competente podrá ordenar el depósito de los bienes muebles en centros de carácter público en tanto no desaparezcan las causas que originaron dicha necesidad.

4. El incumplimiento de las obligaciones establecidas en el presente artículo será causa de interés social para la expropiación forzosa de los bienes declarados de interés cultural por la Administración competente.

Art. 39. 1. Los poderes públicos procurarán por todos los medios de la técnica la conservación, consolidación y mejora de los Bienes declarados de Interés Cultural, así como de los bienes muebles incluidos en el Inventario General a que alude el artículo 26 de esta Ley. Los Bienes declarados de Interés Cultural no podrán ser sometidos a tratamiento alguno sin autorización expresa de los Organismos competentes para la ejecución de la Ley.

2. En el caso de bienes inmuebles, las actuaciones a que se refiere el párrafo anterior irán encaminadas a su conservación, consolidación y rehabilitación y evitarán los intentos de reconstrucción, salvo cuando se utilicen partes originales de los mismos y pueda probarse su autenticidad. Si se añadiesen materiales o partes indispensables para su estabilidad o mantenimiento, las adiciones deberán ser reconocibles y evitar las confusiones miméticas.

TITULO IX
De las infracciones administrativas y sus sanciones

(Aquí quien lo desee puede ver como dice el propio título, las infracciones y las sanciones)

Aquí está lo que interesa saber, que no se sabe o peor aún se ignora conscientemente y se incumple. Ya no se puede decir más clarito.

Ya sé que estamos en España y que aquí en cuestión de respetar la Ley andamos…. no sé cómo decirlo. Vean las noticias. Pero eso no exime del deber de hacer todo lo posible para que nadie (particular o grupo, en nombre de algo o alguien) dañe lo que es propiedad, patrimonio y herencia de toda una comunidad y que ella misma ha pagado.

No olvidemos que además de la posibilidad de que ocurra un nuevo episodio de vandalismo cultural, están los recientes y no tan recientes episodios de todos conocidos. El más reciente El Cementerio. Antes de eso las vergonzosas humedades que salieron en la Iglesia de la Concepción recién restaurada y que ninguna de las autoridades obligadas por la Ley citada (civiles o religiosas) ha subsanado, con el resultado de que el único perjudicado es el monumento, nuestro patrimonio y por derivación nosotros mismos. Y no se me puede olvidar el trato tan exquisito que recibe esa bien amada madre y patrona La Virgen de las Maravillas, así como tampoco podemos hacerlo con los daños potenciales o de hecho causados por el circo cofrade.

¡Madre mía!. Es que tenemos para hacer un collar con todas estas perlitas.

Ya sólo queda que después de leer este artículo pongáis manos a la obra con el fin de que, si es que el objetivo de esos pinturas colgar de los muros de nuestro patrimonio, no se produzca tal hecho y si no lo es pues mejor.

Sería una cosa así:

¿Señor cura, tiene usted intención de colgar eso aquí?
-No. Como iba yo a hacerle eso a ese monumento tan hermoso de Cehegín.
Perfecto. Encantado de conocerle Tenga un bue día.

O bien:

¿Señor cura, tiene usted intención de colgar eso aquí?
-No (y luego va y lo hace).
Entonces se le enseña la Ley de Dios (la de Patrimonio de 1985) para que se la aprenda. Que para eso está.
Y tan felices.

En cualquier caso todo esto que hoy escribo aquí, si es que existe verdadero interés y afecto por nuestro pasado, por nuestra herencia, lo hago para que se fije bien en la memoria y se tenga presente para cada caso que surja en cualquier lugar de nuestro entorno.

¡Ah!, ya se me olvidaba. CUALQUIER COSA QUE ESTE DENTRO DE UN CONJUNTO HISTORICO ARTISTICO DECLARADO BIC ESTA PROTEGIDO.

(Ej. La Iglesia de la Soledad, Sto. Cristo).

Lo resalto más que nada, por si no se entiende o no se quiere entender.

Sólo queda plantearse las siguientes cuestiones:

¿Nos dedicamos a lamentarnos y quejarnos como de costumbre, no hacemos nada y dejamos que hagan lo que quieran con nosotros como viene siendo habitual?. Tendremos merecido lo que nos pase.

O bien:

¿NOS PONEMOS A HACER ALGO?

¿QUÉ VA A SER?

Un Saludo.

 Firmado
Uno como otro cualquiera

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: