UNA ASIGNATURA PENDIENTE QUE YA FUE PUBLICADA EN EL AÑO 2009 Y AÚN SIGUE INTACTA.

17 Jul

Hablamos sólo un poquito, de lo mucho que nos falta.

La antigua imágen de Santa María Magdalena que estuvo presidiendo durante siglos la portada de la entrada principal a la Iglesia, está aburrida y desesperada.

Su ya avanzada edad y, envejecimiento de su cuerpo, le hace caer aún más cada día en un acelerado deterioro progresivo e irreversible.

Desde algunos años atrás, he tenido conversaciones con personas expertas en arte por una parte y, por la otra, con personas muy conocedoras de las simbologías y culturas, así, como de historia e investigación de las corrientes religiosas de todo tipo que aquí habitaron.

Tenemos ante nuestras propias narices, (posiblemente), la imágen más antigua que se conserva aún a salvo en nuestro pueblo, seguida muy de cerca por San Sebastián, ya que a pesar de la documentación existente que las catalóga en el siglo XVI, existen otras hipótesis y conclusiones por los expertos antes mencionados, que podrían ser a todas luces anteriores a esas fechas.

El siglo XIV es como muy tarde, el fiel candidato para datarlas, puesto que están cargadas de una cantidad de elementos o símbolos “Templarios” que no dejan lugar a duda ante una detallada investigación.

No debemos olvidar, que con la creación de la Orden militar del Temple y, siendo supuestamente custodios del “Santo Grial”, su fe de culto y devoción siempre iría orientada a Santa María Magdalena, que en cada uno de sus castillos o fortalezas, por lo general, tenían una capilla a forma de oratorio frente a María Magdalena, a quien se encomendaban antes de iniciar alguna que otra batalla.

¿Estaría nuestra imágen presidiendo la antigua ermita de San Cristóbal, anexa al castillo en el siglo XIV?.

En otra ocasión profundizaremos en el tema, naturalmente cuando el momento lo requiera.

Por ahora, pienso que lo más importante y adecuado, sería resguardar esta imágen tallada en madera y deteriorada por las inclemencias del tiempo primero y, por algunas gamberradas después, para pasar a tomarse más en serio nuestro patrimonio, es por eso, que mis palabras están dirigidas a todo el pueblo en general, pero sobre todo, a las autoridades tanto eclesiásticas como municipales, cultura y patrimonio, y por supuesto a todas aquéllas entidades que colaboran con la recuperación de dicho patrimonio.

A ver si somos capacea de dar el primer paso, y ese, lo tiene que dar la unión de un pueblo sin distinción de colores, es la única forma de recuperar el legado de nuestros hijos.

Francisco Ortega Bustamante.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: