Archivo | diciembre, 2015
Imagen

ALGUIEN OS QUIERE FELICITAR DE NUEVO…

31 Dic

tarjetas-navidad-36-

ESCRÍBE, PLUMA, ESCRIBE…

31 Dic

p1000460

Escribe, pluma, escribe y dile cosas. Escribe con el alma y, la sabia de tu sangre negra. Dile que has estado conmigo, que te he confiado pensamientos mudos, de esos que nunca salen. Dile, que has recorrido conmigo aquéllos senderos donde las mariposas libaban en las flores púrpura, díselo, que se entere, que lo sepa, que lo viva.

Escribe, pluma, escribe y dile más cosas. Escribe y dile la fuerza con la que mi mano te aprieta, díselo con tus letras. Dile que ayer es hoy y mañana queda lejos, que el hoy no existe porque no le veo, porque no está en tus letras. Díselo pluma, escríbelo con letras que tengan alas para llegar a su vera, para que lea tus trazos, para que toque tu sangre, para que sienta.

Escribe, pluma, escribe y dile que empujas muy fuerte hacia delante para caminar despierta, que las hojas otoñales, manchadas de gotas blancas como restos de nevadas, cuentan que aún sienten sus pisadas, que la escarcha del ocaso, también les viste de gala. Dile, pluma, que los árboles se inclinan con sus cortezas rayadas, con sus largas ramas bailando, como a mi me baila el alma. Díselo pluma, díselo, que lo sepa.

Escribe, pluma, escribe y dile que sueñas. Escribe con tinta viva, como la sangre de mis venas, escribe con lágrimas si es necesario, yo te las presto, me sobran. Hazle llegar el pergamino, con letras que no se borraran nunca. Escribe pluma, con más fuerza, con más tinta, pero ya, con menos letras, pues para decir lo que siento, ya están puestas.

Escribe, pluma, escribe. Escríbele lo que quieras…

Francisco Ortega Bustamante 1 h – 31 – 12 – 2015

LA MUERTE DE UNA ALMAZARA…

29 Dic

DSCN2228-DSCN2230-DSCN2231-DSCN2232-DSCN2233-DSCN2234-DSCN2235-DSCN2236-DSCN2237-DSCN2238-DSCN2239-DSCN2240-DSCN2241-DSCN2244-DSCN2245-DSCN2246-DSCN2247-DSCN2248-DSCN2253-DSCN2260-DSCN2263-DSCN2264-DSCN2265-

Es muy lamentable contemplar como perdemos dia a dia nuestros valores patrimoniales – en este caso una almazara – como también piezas únicas que darían vida a un museo etnológico, naturalmente si fuésemos capaces de recuperarlas antes de que se pierdan para siempre, como es este caso de la “Almazara del Cubo”, pues son muchos años o, demasiados años que nos ha dado de cuello para poder evitar su ya irremediable muerte.

CEHEGÍN…LO MIRES COMO LO MIRES – GALERÍA.

29 Dic

DSCN2163-DSCN2165-DSCN2167-DSCN2170-DSCN2176-DSCN2177-DSCN2178-DSCN2179-DSCN2209-DSCN2212-DSCN2213-DSCN2219-DSCN2220-DSCN2221-DSCN2222-DSCN2223-DSCN2224-iretsin cantera

Imagen

UN AÑO MÁS CON VOSOTROS…

22 Dic

redu-blog

EL PUNTARRÓN SE HUNDE A BOCADOS DE ABANDONO.

20 Dic

DSCN2185-DSCN2186-DSCN2187-DSCN2188-DSCN2189-DSCN2190-DSCN2191-DSCN2192-DSCN2193-DSCN2201-DSCN2202-

En realidad no importa a quién pertenezca la propiedad de este conjunto de casas que son el último vestigio que nos queda como vista referente, pintoresca y única, de este “Conjunto histórico Artístico” y declarado BIC, pues todo es cuestión de ponerse manos a la obra para hacer una adecuada y buena gestión, tanto con la ley en la mano, así como patrimonio cultural.

Ya hace demasiados años que debió salvarse este inigualable cuadro de “Casas Colgantes” – Nombre con el que yo personalmente las bauticé en una de mis publicaciones de los años 90 – pero que ninguna de las legislaturas municipales anteriores y hasta el día de hoy, han sido lo suficientemente competentes como para abrir paso a la razón con la razón, o sea, es un “Patrimonio Cultural” que hay que salvar a toda costa, pues si ha sido posible utilizar las herramientas de las que dispone un Ayuntamiento, Cultura o Patrimonio, para otros objetivos, este es de urgente prioridad y sin colores políticos que se desmarquen. Es un legado que no estamos respetando con todas las de la ley.

¿De qué sirve que, tanto la anterior legislatura como la actual, recuperen este bello rincón adoquinado y, que aún falta el alumbrado recogido y aprobado en el proyecto – incluso con el dinero para ello – si ahora dejamos que se nos vaya el bastión principal en cuestión de días?, además del peligro inmininte de derrumbe y para el viandante. ¡Y no me valen las vayas amarillas para nada! ¡Exijo realidades como ciudadano contribuyente y defensor de nuestro patrimonio!

Las imágenes hablan para oídos sordos.

Francisco Ortega Bustamante. (Miembro de la “Asociación de Amigos del Casco Viejo”)

HISTORIA DE LA RIADA DE 1924 Y EL DESAPARECIDO MATADERO.

18 Dic


Con el trabajo llevado a cabo a través de los rebuscos de archivo, hoy presentamos un testimonio de la riada ocurrida en Cehegín en el año de 1924, pues obtenida de una publicación de prensa del siguente año de 1925, con motivo de un especial dedicado a Cehegín por el gran acontecimiento de la Coronación de nuestra Patrona, se observan algunos detalles de relevante importancia para nuestra historia.

Como podemos apreciar, la mencionada riada y, en su cota más alta, completó los cinco ojos del puente, llegando a lamer y debilitar los cimientos del antiguo matadero haciendolo caer al mismo río y, en este mismo medio de 1925, ya se habla de un proyecto para la construccción de un nuevo matadero, pero no es hasta el año 1930, cuando se presenta dicho proyecto para su realización.

Esta misma riada, y en entrevistas llevadas a cabo hace algunos años a personas que la vivieron, me cuentan, que las caudalosas y turbulentas aguas del enfurecido “Argos”, llegaron a saltar sobre el “Puente Santo”, teniendo que socorrer algunos vecinos del “Puntarrón” a la familia que habitaba en el “Molino de la Peña” junto al puente, que atados con recias cuerdas para mayor seguridad, les sacaron de aquél infierno, incluso a algunos animales de corral y carga.

Francisco Ortega Bustamante.

LA HISTORIA DE UN MOLINO DE PAPEL – PUNTARRÓN. (A petición)

18 Dic

Ampliar fotos.






Finales de los sesenta.

Año 1900

Año de 1890.

En pleno corazón del “Puntarrón” y, la barriada del Pozo, estuvo ubicado durante siglos, “El Molino de Papel”, que más tarde pasaría a ser “Molino Harinero”, hoy desaparecido por las demoliciones de finales de los ochenta y a principios de los noventa.

Este Molino estuvo regentado por su último encargado de esta labor, al mísmo tiempo que residía en el propio molino como vivienda, pues Pedro José Cava Caparrós, junto a su esposa Antonia Fernández Puerta, trabajaron muy duro para sacar adelante a sus cuatro hijos: Andrés, Juana, Diego y Bábara, de los que podemos apreciar en una de estas fotos de los años sesenta, a Juana sentada en una silla y haciendo labores de bordado y a su hermana Bárbara saliendo de la casa.

Hoy podemos nombrar dos referentes entre los hermanos, por haber estado más en contacto con el conocimiento de la sociedad por sus trabajos o dedicaciones, como es Diego Cava un gran restaurador en muebles antiguos, trabajando la talla y la escultura en madera, así como otros múltiples trabajos de verdadera obra y gusto.

Por otro lado, está Bárbara, que en su reciente juventud, fué vocalista de grupo “SAMBA” durante varios años.

Y aportaré algo que para mi no puedo dejar en el tintero, pues el apellido Cava de esta familia, se hace eco en varios escenarios de diferentes puntos de España, de la mano, el arte y la voz, de “Victoria Cava”, hija de Andrés José Cava Fernández, profesor y también cantaor e investigador de flamenco, una artista en toda regla con un bagaje muy destacable por su empeño y lucha en hacer lo que le gusta.

A través de estas fotos, podemos contemplar el antes y el ahora, de un lugar casi mágico, por estar enclavado junto a la Torre del Pozo y su leyenda de La Cueva de la Encantá, al mismo tiempo que sobre el Río Argos con su leyenda de la mitología griega.

En otra segunda parte, ampliaremos las dificisitudes que habrían de pasar para la supervivencia en tiempos que aún se respiraba la pólvora de posguerra.

Francisco Ortega Bustamante.

HISTORIA DE LOS REYES MAGOS

18 Dic
Reyes-Magos.-images-índicereyes-magos

Los Reyes Magos (también conocidos como los Reyes Magos de Oriente) es el nombre por el que la tradición denomina a los visitantes (tres según la consideración más extendida) que, tras el nacimiento de Jesús, habrían acudido desde países extranjeros para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

El evangelio sólo habla de magos, en ninguna parte se indica que fuesen reyes. Esta creencia apareció varios siglos después y se ha mantenido en la tradición popular. Tampoco se mencionan sus nombres en el evangelio.

Estos «magos», según la creencia católica, eran representantes de religiones paganas de pueblos vecinos que el Evangelio ve como las primicias de las naciones que aceptan, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación.

En algunos países (normalmente hispanohablantes) existe la tradición de representar a los reyes trayendo los regalos que los niños les han pedido en sus cartas durante la noche anterior a la Epifanía. Pero en otros países se le llama “Pesebre” a toda esta representación.

La palabra «Mago», proviene del elamita (Ma-ku-ish-ti) que pasando por el persa (Ma-gu-u-sha) y por el acadio (Ma-gu-shu)[2] llegó al griego como Μαγός (Magós, plural: μαγοι, magï) y de ahí al latín Magi (Cf. Magíster) de donde llegó al español.

Eran los miembros de la casta sacerdotal medo-persa de la época aqueménide y durante todo el reinado de Darío el Medo (521-486 a. C.)

La figura católica de los Reyes Magos tiene su origen en los relatos del nacimiento de Jesús, algunos, fueron integrados de los evangelios canónicos que hoy conforman el Nuevo Testamento de la Biblia. Concretamente el Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que menciona a unos magos (aunque no especifica los nombres, el número ni el título de “Reyes”) quienes, tras seguir una supuesta estrella, buscan al «Rey de los Judíos que ha nacido» en Jerusalén, guiándoles dicha estrella hasta Jesús nacido en Belén, y a quien ofrecen ofrendas de oro, incienso y mirra.

Las tradiciones antiguas que no fueron recogidas en la Biblia, como por ejemplo el llamado Evangelio del Pseudo Tomás (o Evangelios de la infancia de Tomás) del siglo II, son sin embargo más ricas en detalles. En ese mismo evangelio apócrifo se dice que tenían algún vínculo familiar, y también que llegaron con tres legiones de soldados: una de Persia, una de Babilonia y otra de Asia.

Según posteriores interpretaciones los Magos fueron considerados originarios de Europa, Asia, y de África respectivamente. Con respecto a los nombres de los reyes (Melchor, Gaspar y Baltasar) las primeras referencias parecen remontarse al siglo V a través de dos textos, el primero titulado Excerpta Latina Barbari, en el que son llamados Bithisarea, Melichior y Gathaspa, y en otro evangelio apócrifo, el Evangelio armenio de la Infancia, donde se les llama Balthazar, Melkon (Melchior) y Gaspard.

Los nombres son además diferentes según la tradición siriaca.

A ESPADA CON LA VIDA…

18 Dic

REDU 10668531-magica-luz-en-un-sendero-en-un-bosque-verde garden11 jardin_de_esculturas_bruno_torfs_28

Caminando paso a paso, la vida nos asalta bandolera. La vivimos y nos vive. Nos marchamos y ella sigue. Nos pide el billete de ida y no el de vuelta. Lo pagamos con los años. Es la única moneda que entiende y admite. Las memorias y deseos, con los sueños y experiencias, le sirven de pasaporte. De credenciales ya pagadas en cada frontera. De trofeos de guerra.

He pagado demasiado. No me pidas más moneda. Tan sólo tengo la vida y, la muerte se la queda. No me rompas más billete. Déjame un trozo que lea. Puesto que me vida entera. Cabe tan sólo en cuatro letras.

Las diversas estaciones, han sido lisas y escuetas. Me han regalado muy poco, a cambio de alta moneda. Sudores en frías noches. Fríos junto a la chimenea. Humos que no me han dejado ver. Soles que se apagaron. Corazones que marcharon, dejando tan sólo su estela.

El aire entra y sale a mis pulmones. Por ahora con riqueza. Con aromas de monte y flores. Con colores inventados. Con remolinos de fantasía. Con ilusiones de niño. Con amores soñados noche y día.

El horizonte parece lejano, pero está demasiado cerca. El camino recorrido se acorta. Me limita a cada paso. Me frena. No quiero hacerle caso. Me revelo ante su fuerza. Le hecho un nuevo pulso y…a ver quien gana esta pelea.

Ahora busco un atajo. Le engaño para robarle más tiempo. Necesito una nueva carrera. Un comienzo ante el ocaso. Una victoria nueva. Un cariño de mentira, pero que yo me lo crea. Un amor que me proteja. Una senda escondida, pero iluminada de estrellas. De farolillos y hadas. De nomos y duendes de fantasía. De brujas de carne y hueso. De lámparas de Aladino, que cumplan con sus promesas.

Quiero leer sin letras. Quiero sentir sin tocar ni que me toquen. Quiero volar sin alas. Quiero correr sin piernas. Quiero dormir en el suelo, tumbado sobre las piedras. Caminar descalzo sobre la tierra.Gritar donde no me oigan. Cazar mariposas en la hierba. Subir cuestas empinadas. Bajarlas planeando a ras de tierra. Chocar con el agua clara. Beber de la fuente eterna.

Los caminos que yo quiero, son diferentes…de otra manera. Me gusta que tengan árboles y grandes rosas de seda. La hierba alta y verde. De vez en cuando una piedra. Pues con el descanso sentado, la belleza se contempla. Se oyen las orquestas ornitólogas. Se respira a hierbabuena. Se aprecian luces y sombras y, amores en cada poema. Mi pluma escribe tu nombre, entre el paisaje de leña. Entre reflejos de agua. Entre rejas.

Soy preso de mi vida. Esclavo de mi reloj de arena. Mido el tiempo sin tiempo. Paso páginas en blanco. Otras repletas de letras. Cuento estrellas en el cielo y, personas en la tierra. Ya faltan demasiadas. Tanto arriba como abajo. Tanto dentro como fuera. Quiero tomarle ventaja a la muerte, para que cuando me venga a buscar…no estuviera.

Francisco Ortega Bustamante. 13 – 7 – 2013