A ESPADA CON LA VIDA…

18 Dic

REDU 10668531-magica-luz-en-un-sendero-en-un-bosque-verde garden11 jardin_de_esculturas_bruno_torfs_28

Caminando paso a paso, la vida nos asalta bandolera. La vivimos y nos vive. Nos marchamos y ella sigue. Nos pide el billete de ida y no el de vuelta. Lo pagamos con los años. Es la única moneda que entiende y admite. Las memorias y deseos, con los sueños y experiencias, le sirven de pasaporte. De credenciales ya pagadas en cada frontera. De trofeos de guerra.

He pagado demasiado. No me pidas más moneda. Tan sólo tengo la vida y, la muerte se la queda. No me rompas más billete. Déjame un trozo que lea. Puesto que me vida entera. Cabe tan sólo en cuatro letras.

Las diversas estaciones, han sido lisas y escuetas. Me han regalado muy poco, a cambio de alta moneda. Sudores en frías noches. Fríos junto a la chimenea. Humos que no me han dejado ver. Soles que se apagaron. Corazones que marcharon, dejando tan sólo su estela.

El aire entra y sale a mis pulmones. Por ahora con riqueza. Con aromas de monte y flores. Con colores inventados. Con remolinos de fantasía. Con ilusiones de niño. Con amores soñados noche y día.

El horizonte parece lejano, pero está demasiado cerca. El camino recorrido se acorta. Me limita a cada paso. Me frena. No quiero hacerle caso. Me revelo ante su fuerza. Le hecho un nuevo pulso y…a ver quien gana esta pelea.

Ahora busco un atajo. Le engaño para robarle más tiempo. Necesito una nueva carrera. Un comienzo ante el ocaso. Una victoria nueva. Un cariño de mentira, pero que yo me lo crea. Un amor que me proteja. Una senda escondida, pero iluminada de estrellas. De farolillos y hadas. De nomos y duendes de fantasía. De brujas de carne y hueso. De lámparas de Aladino, que cumplan con sus promesas.

Quiero leer sin letras. Quiero sentir sin tocar ni que me toquen. Quiero volar sin alas. Quiero correr sin piernas. Quiero dormir en el suelo, tumbado sobre las piedras. Caminar descalzo sobre la tierra.Gritar donde no me oigan. Cazar mariposas en la hierba. Subir cuestas empinadas. Bajarlas planeando a ras de tierra. Chocar con el agua clara. Beber de la fuente eterna.

Los caminos que yo quiero, son diferentes…de otra manera. Me gusta que tengan árboles y grandes rosas de seda. La hierba alta y verde. De vez en cuando una piedra. Pues con el descanso sentado, la belleza se contempla. Se oyen las orquestas ornitólogas. Se respira a hierbabuena. Se aprecian luces y sombras y, amores en cada poema. Mi pluma escribe tu nombre, entre el paisaje de leña. Entre reflejos de agua. Entre rejas.

Soy preso de mi vida. Esclavo de mi reloj de arena. Mido el tiempo sin tiempo. Paso páginas en blanco. Otras repletas de letras. Cuento estrellas en el cielo y, personas en la tierra. Ya faltan demasiadas. Tanto arriba como abajo. Tanto dentro como fuera. Quiero tomarle ventaja a la muerte, para que cuando me venga a buscar…no estuviera.

Francisco Ortega Bustamante. 13 – 7 – 2013

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: