CÓDIGO DE LAS CINCO LETRAS

10 Feb

hqdefault

Este escrito me lo entregó una mujer hace muchos años, e ignoro si lo hizo ella o lo tomó de otra fuente, pero creo que merece la pena leerlo y reflexionar, seguro que nos hace ver las cosas de otro modo.

En aquéllas paredes blancas, en aquélla cama que ocupaba durante tres largos meses, una señora de bata verde, le enseñó a escribir las vocales.

Había creado un código con aquéllas cinco letras.

Decía:

“A” cuando estaba feliz.

“E” cuando estaba triste.

“I” para decir sí

“O” para decir no, y…

“U” para dar las gracias

Convergido estaba su mundo, en aquéllas cinco letras y, todo giraba entorno a él.

Su máquina, a la que su corazón estaba conectado, comenzó a apagarse, y de sus últimas palabras, tan solo recuerdo, la “A”.

Josefina.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: