RITUALES DE SAN JUAN

20 Jun

Los antiguos celtas llamaban Alban Heruin a este festival, y su principal significado era el de celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando duraba más tiempo en el cielo y mostraba su máximo poder a los hombres, y al mismo tiempo, el día en que empezaba a decrecer en el Solsticio de Invierno.

Para conmemorar y al mismo tiempo para atraer su bendición sobre hombres, animales y campos, se encendían grandes hogueras. Este festival se lo asocia a rituales destinados a obtener pareja o a conservarla.

Son innumerables los rituales propios de la Noche de San Juan, que se conmemora la víspera del 24 de Junio, pero todos giran en torno a la glorificación del fuego. De hecho, este es el festival del fuego por excelencia.

Realmente la noche del solsticio es la del 21 de Junio aunque la Iglesia la ha adaptado a la festividad de San Juan.

De igual forma, la presencia del agua es uno de los grandes símbolos de las celebraciones de San Juan que parece no tenerse en tanta consideración y que sin embargo, es una parte esencial de numerosos ritos de esta festividad.

El apelativo de “Verbena” a esta fiesta se lo dio la costumbre practicada en algunos lugares por las jóvenes casaderas de ir a recoger verbena a las doce de la noche en la víspera de San Juan, creyendo que con ello conseguirían el amor del hombre deseado por su corazón.

Una de la creencias era que la pareja que saltaba unida la hoguera conseguía felicidad y buena fortuna.

Otra de las tantas costumbres es aquella en que las jóvenes arrojan guirnaldas trenzadas por ellas a sus amados a través de las llamas y ellos deben recogerlas antes de que caigan al fuego.

Las guirnaldas se guardan como talismanes de buena fortuna y, ocasionalmente, se quemaba alguna cinta en el hogar para procurar protección de sus habitantes y animales.

Algunos grupos para finalizar las ceremonias se introducen entre las olas, comulgando por un corto tiempo con el mar y recibiendo de él toda su fuerza.

 

RITUALES CON AGUA

La noche de San Juan debes tomar un cuenco de barro o cristal, nunca plástico, ponerle agua y sal marina (de la gruesa), dentro del agua introducir los talismanes que tengas, joyas personales, conchas de mar y piedras de rio o de mar, déjalo toda la noche a la luz de la luna (si está nublado no importa) y a primera hora de la mañana retirar las joyas, los talismanes, las conchas y las piedras.

Las joyas y talismanes deben secarlos y ya estarán limpios y descargados de malas vibraciones.

En cuanto a las conchas y las piedras, se pueden colocar una o dos en las esquinas de las ventanas, sirven para proteger, ademas si hacen algun ritual de protección es bueno poner alguna concha de estas.

Importante: no tirar el agua. El agua se debe guardar en alguna botella de vidrio bien limpia, y se puede utilizar durante todo el año para proteger la casa. Cuando lo crean conveniente se puede tirar un chorro de este agua en el cubo de fregar el suelo, limpiar con ella ventanas, puertas de la casa y sus respectivos marcos. Esta es la menera de hacer una limpieza de la casa de malas vibraciones.

El agua que sobre de esta limpieza hay que tirarla al W.C. y tirar de la cisterna 3 veces.

 

RITUALES DE AMOR

 

PARA ATRAER EL AMOR VERDADERO

Materiales:

  • Una vela rosa ungida con aceite de Cardamomo o Jazmín. 

  • Incienso de Sándalo o Rosa. 

  • Perfume aroma de Verbena, también puede ser de Vainilla o Violeta.

  • Un saquito rosa. 

  • Cordón rojo para atar el saquito.

  • Un cordón verde. 

  • Verbena. (Substitución Violeta)

  • Purpurina roja. 

  • Un pedacito de imán. 

  • Una rosa seca (opcional). 

  • Ceniza de una hoguera de San Juan.

PROCEDIMIENTO:

 

Encender la vela rosa la noche de San Juan (preferiblemente usando alguna madera de la hoguera) y luego encender el incienso.

Toma el cordon verde y hazle siete nudos en él, mirando la vela y visualizando, al realizar este acto, que atraemos amor hacia nosotros.

Es importante que NO pienses en una persona en especial, (no es un amarre, es un ritual para atraer el amor verdadero a nuestras vidas).

Al tensar cada nudo en el cordon verde se dirá:

“Por las fuerzas de esta noche mágica, acerco el amor verdadero hacia mí.”

Realizado esto, toma la mitad de la purpurina y la arrojas al aire, de modo que parte de ella nos caiga encima. Repite “Que este polvo brillante ilumine y guíe el camino del amor hacia mí”

A continuación, introduce en el saquito el cordón con los nudos, una bolita con cera de la vela ( si la amasas en forma de corazón mejor), parte de la purpurina que queda y un poco de ceniza de la hoguera. A continuación, debes decir:

“¡Símbolos del amor y de los poderes de esta noche mágica, atrae hacia mí el amor que me está destinado, para colmar mi vida de amor y felicidad por el poder de este saquito de San Juan! ¡Que así sea!.”

Deja arder la vela hasta el final, introduce en el saquito el imán, la verbena y la rosa seca. 

Cierra el saquito con el cordón rojo y llévalo siempre contigo.

Fuentes: “Cometa Mágico”

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: