238 AÑOS DE REPRESENTACIÓN DE FE, COFRADÍAS Y SEMANA SANTA – UN IMPRESIONANTE TESTIMONIO QUE SIGUE PRESENTE EN NUESTRAS CALLES DE ANGOSTOS CALVARIOS – ARTÍCULO Y GALERÍA FOB.

3 Abr

DSCN9768-DSCN9769-

No deja de ser sorprendente y emblemático, poder seguir contemplando – casi dos siglos y medio – de ese tipo de representaciones culturales y religiosas, que dejaron como impronta nuestros antepasados que, tan necesitados en difíciles tiempos, solicitaban a su modo y fe, toda ayuda y bien para ellos y para todo aquél que pasase delante de estas muestras con profundas raíces en el alma de cada ser.

Esta Imagen de la Virgen de los Dolores – de la cual perdura en la actualidad su cofradía – data del año 1.779, de fábrica en azulejo, al parecer, de manos de fe más que de profesionales, aunque indudablemente, lo que representa en si mismo su contenido, va más allá de una simple reproducción.

A mi ver, se muestran tres elementos principales que, sin lugar a dudas, nos señalan orientación y representación:

La orientación es opuesta al lugar donde se encuentra este bonito mural, ya que en realidad, está orientado o mirando hacia el este, cuando la ermita de la Soledad, con su titular la virgen de los Dolores, se encuentra en poniente, por lo tanto, si mirásemos hacia el pueblo desde el camino de Caravaca, es entonces, cuando veríamos esta representación viajando en el tiempo y en su historia concreta.

A cada lado de la Imagen, podemos apreciar distintos elementos, como en su lado derecho apreciamos un castillo fortaleza y la torre de una iglesia justo detrás, mientras que en su costado izquierdo, observamos una representación de un monte gólgota con tres cruces, o lo que es igual, un monte calvario, pues bien, no es otra cosa que nuestro propio castillo ya desaparecido y la propia paroquia de Santa María Magdalena, mientras que el gólgota o calvario, representa al Paseo de la concepción, ya que el antiguo Vía Crucis, se dirigia hasta esa ermita cinco veces centenaria, a través de las empinadas cuestas, y que después de hacer oración en cada una de las estaciones dispuestas en su largo recorrido desde el Convento de san Esteban, finalizaría como digo, en ese monte calvario o gólgota ceheginero.

Toda una representación de historia, cultura y religión, sin olvidarnos, de que en Cehegín, se encuentran numerosas hornacinas y diferentes representaciones en muchas de nuestras calles.

Francisco Ortega Bustamante.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: