“LA CASA DE LAS BRUJAS – ARTÍCULO Y GALERÍA FOB.

3 Abr

DSCN4042-DSCN4048-DSCN4049-DSCN4051-DSCN4053-DSCN4061-DSCN4062-DSCN4069-DSCN4073-DSCN4081-DSCN4086-DSCN4090-

Recopilo algunos retazos de la publicación de José Luís García Caballero sobre este tema tan curioso y misterioso a un tiempo:

Se cuenta que, este lugar – Paraje de Bullas –  podría estar aún bajo el encantamiento o hechizo desde generaciones anteriores, pues no en vano, se le atribuyen varios tipos de fenomenología paranormal o extraña cuando menos.

Como vivienda al paso de caminos, precisamente se encuentra ubicada en un cruce de estos, lugar elegido por las brujas para los aquelarres o punto de reuniones y posibles pactos con el diablo.

Según nos cuenta José Luís, también se le llamaba la casa de los duendes, porque según testimonios diversos, era muy frecuente poder escuchar ruidos de cadenas que arrastraban en el silencio de las eternas noches del miedo, cosa que preocupaba a los vecinos de esas tierras y a los propios caminantes que tenían su paso obligatorio junto a la casa.

Como “Casa de las Brujas”, cabe la hipótesis, de que este nombre proceda por la posibilidad de tener en esa casa reuniones de perfil oscuro y compuestas sólo por mujeres en plena noche, me imagino que ya escogerían aquéllas noches más propicias para sus pretensiones mágicas si es que las hubo.

Tambien acompañan ciertas historias atribuidas a los hechizos de estas brujas, como es el caso que plasma José Luís en su obra, sobre un hombre que andaba el camino con su burro de carga, pero que al pasar por el lugar, el hombre, bajo el supuesto hechizo, en vez de piedras en el camino, veía ovillos de lana, y naturalmente iba recogiendo y cargando en el animal ya exausto por el peso de las piedras, fue justo al cruzarse con otro hombre que le preguntó por lo que hacía, que este recobró la normalidad con total asombro de si mismo.

Hay unas cuantas cosas más que amplían la información un tanto misteriosa que empapa a estas ruinas de hoy, pero como se suele decir, cuando el río suena…agua lleva.

Francisco Ortega Bustamante.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: