UNA EFIGIE EN LA NOCHE – ARTÍCULO Y FOTO FOB.

6 Ago

Copia de DSCN6861-

Sí, la noche te hace fundirte con las propias piedras milenarias, como si fueras una efigie en la historia, pasando a formar parte de lo infinito, en esa aparente fusión de la carne con las piedras culpables de nuestra existencia. Pero también es poesía. Es la creación de una musa que nadie puede arrancar de lo etéro. Es una victoriosa complicidad de amor con la noche misma, con su silencio y con esos susurros que tan sólo pueden escuchar quienes entienden de ese amor verdadero. Quienes hablan el mismo lenguaje.

Las sombras, a veces, son sugerentes de principios. de meditaciones profundas. Son, una vez más, cómplices de una pluma. Empujan la tinta de su propia oscuridad, esparciéndola en mitos y leyendas. En el alma propia de las sombras, dejándonos viajar en ese halo de mistério y en la conformación misma de la historia que, una vez, se hizo moviendo esas piedras con las manos de las sombras que viajaron, pero que siempre regresan a la mente de una loca pluma.

Francisco Ortega Bustamante

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: