Archivo | noviembre, 2019

VIDEO II DEL MERCADILLO EL MESONCICO EN CEHEGÍN 24 – 11 – 2019 – FRANCISCO ORTEGA BUSTAMANTE.

24 Nov

VIDEO I DEL MERCADILLO EL MESONCICO EN CEHEGÍN 24 – 11 – 2019 – FRANCISCO ORTEGA BUSTAMANTE.

24 Nov
Imagen

EL MERCADILLO DE ESTE DOMINGO TAMBIÉN NOS HA DEJADO ALGUNOS OFICIOS ARTESANOS CASI EXTINGUIDOS – GALERÍA FOB.

24 Nov

IMG_0838-

IMG_0839-IMG_0840-IMG_0841-IMG_0858-IMG_0859-IMG_0860-IMG_0870-IMG_0871-IMG_0887-IMG_0890-IMG_0891-IMG_0892-

Imagen

EL PERO DE CEHEGÍN PROTAGONISTA EN ESTA NUEVA EDICIÓN DEL MERCADILLO EL MESONCICO – GALERÍA FOB.

24 Nov

1

IMG_0899-IMG_0900-IMG_0901-IMG_0902-IMG_0903-IMG_0907---

Imagen

MERCADILLO EL MESONCICO -PRIMERA EDICIÓN DE UNA NUEVA ETAPA MÁS RENOVADA Y PARTICIPATIVA – GALERÍA FOB.

24 Nov

1

1-23IMG_0847-IMG_0848-IMG_0849-IMG_0850-IMG_0852-IMG_0854-IMG_0857-IMG_0862-IMG_0863-IMG_0872-IMG_0873-IMG_0874-IMG_0875-IMG_0876-IMG_0877-IMG_0878-IMG_0879-IMG_0880-IMG_0881-IMG_0883-IMG_0885-IMG_0886-IMG_0893-IMG_0894-IMG_0896-IMG_0898-IMG_0910-yz

ANÉCDOTAS HISTÓRICAS “La Pasionaria” no fue la autora del “NO PASARÁN” – FOTOS Y VÍDEO MUY INTERESANTES PARA LA HISTORIA.

13 Nov

Dolores Ibárruri – La Pasionaria.

 

Cartel francés de la Primera Guerra Mundial

Cartel Francés de la Primera Guerra Mundial

 

Famosa fotografía de Madrid en 1937, el cartel reza ¡No pasarán! el fascismo quiere conquistar Madrid, Madrid será la tumba del fascismo

Famosa fotografía de Madrid en 1937, el cartel reza ¡No pasarán! el fascismo quiere conquistar Madrid, Madrid será la tumba del fascismo

 

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=pGAtPGY1hU0&w=560&h=315

 

VÍDEO DE CELIA GÁMEZ

Esta famosa frase se convirtió durante la Guerra Civil en una consigna entre los republicanos que querían impedir el paso de los fascistas. No obstante este eslogan nació veinte años antes en Francia. El historiador y escritor Néstor Luján sitúa el origen en la batalla de Verdún que lideró Philippe Pétain durante la I Guerra Mundial (1916) y que después sería mariscal y jefe del gobierno de Vichy que colaboró con Hitler.El historiador Pedro Voltes matiza que el verdadero «il ne passeront pas», no sería del mismo Pétain, sino de un oficial suyo, Robert Georges Nivelle, «más dotado para la retórica, arte para el que estaba completamente negado el mariscal».La teoría de Luján ha sido apoyada por un libro del periodista Agustín Calvet titulado Verdún. En esta obra se explica que los soldados franceses repetían, después de las primeras batallas, «Ne passeront pas, mon Dieu, ne passeront pas» y que la montaña en donde se produjeron los enfrentamientos más duros está coronada por un monumento con la leyenda «Il ne passeront pas». El éxito de la frase, original o copiada, se consolidó en la Guerra Civil española.

También fue empleado en Nicaragua durante la revolución sandinista en 1979, bloqueando así las calles y no dejando pasar a laGuardia Nacional a barrios sandinistas y por la agresión armada, durante los años 80, protagonizada por la denominada Contraorganizada, apoyada y financiada por EE. UU..2​ Por este suceso el cantante Carlos Mejía Godoy compuso una canción titulada «No pasarán».

«¡No pasarán!» ha llegado a ser un lema internacional antifascista y todavía se usa así en los círculos políticos de izquierda.

A menudo se ha respondido a esta expresión con un «Pasaremos». El lema de respuesta de la derecha, «Hemos pasado», lo acuñó el general Francisco Franco cuando sus fuerzas entraron finalmente en Madrid y la cantante Celia Gámez interpretó «Ya hemos pasao» en la que se burlaba del bando vencido.

P.T: FOB

¿SABIAS QUÉ……

13 Nov

La voz femenina provoca agotamiento en el cerebro masculino?.

Según el profesor Michael Hunter, de la Universidad de Sheffield (Gran Bretaña), el tono de la voz femenina posee sonidos más complejos que la masculina, por eso toma toda el área auditiva del cerebro masculino, mientras que la voz del hombre sólo ocupa el área subtalámica.

De aquí que en muchas ocasiones las mujeres se quejen de que los hombres no las escuchan, ya que lo que hacen es “desconectar” por una razón puramente fisiológica.