Archivo | CURIOSIDADES RSS feed for this section

FENÓMENOS EXTRAÑOS

19 Oct

LEYENDAS URBANAS

Dos de las leyendas urbanas más extendidas son las de Verónica y la autoestopista fantasma, las cuales están extendidas por todo el mundo, y se han ido modernizando con el paso del tiempo.

Por ejemplo, en las primeras versiones de la leyenda de Verónica no aparecía su imagen dentro de un espejo, sino que aparecía reflejada sobre la superficie del agua de un barril.

En la leyenda de la autoestopista fantasma en su origen la chica no se subía a un coche sino que paraba a los jinetes y se montaba en la grupa de sus caballos.

También son bastante populares las que tratan sobre asustadores de niños como El hombre del saco o El Coco.

Los adultos recurren a estos personajes para infundir miedo entre los niños con el propósito de obligarles a cumplir determinadas rutinas o mantenerles alejados de lugares, personas y acciones que se consideran peligrosos para ellos.

Anuncios

ABRIENDO PUERTAS SIN MIEDO

19 Oct

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto a sus enemigos ya que a sus prisioneros, no los mataba, si no que los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado, y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

En esa sala, les hacía formar un círculo y les decía:

Ustedes pueden elegir entre morir a flechazos por mis arqueros o pasar por aquella puerta. Detrás de esa puerta, YO LOS ESTARE ESPERANDO.

Todos elegían ser muertos por los arqueros.

Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al rey, se dirigió al soberano y le dijo:

-Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

-Dime, soldado.

-Señor, ¿qué hay detrás de esa puerta?

El rey contestó:

-Ve, y mira tú mismo.

El soldado abrió temerosamente la puerta, y a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y la luz invadió el ambiente. Finalmente, sorprendido, descubrió que la puerta se abría sobre un camino que conducía. ¡a la LIBERTAD! El soldado, embelesado, miró a su Rey, quien le dijo:

-Yo les daba la oportunidad de hacer una ELECCION, ¡pero por temor preferían morir a arriesgarse a abrir esta puerta!

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por miedo a arriesgar?

¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, sólo por sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños?

ANÓNIMO.

LA VIDA DE ANTES…

19 Oct



A quien se dé por aludido…

• Porque en este país hay una generación de chicos y chicas que crecimos con la EGB.

• Nuestras madres quitaban el polvo con “Centella”, lavaban la vajilla con un bote blanco con el tapón naranja de “Mistol”, y al Jabón de “Marsella” le llamaban “Lagarto”.

• Nuestros padres conducían un Seat 131 Supermirafiori.

• Nuestras bicis eran “BH” y nuestras primeras zapatillas de deporte fueron unas “Paredes”, aunque a nuestras madres les gustaran más los “Kickers”.

• Nos cortaban el pelo “a navaja”. Todos veiamos sólo TVE, aunque podíamos elegir entre el UHF y el VHF.

• Todos bebíamos gaseosa “La Casera” o “La Pitusa”. Los hombres fumaban “Ducados”. Los chicles eran “Cheiw” y los caramelos “PEZ”.

• La gente dormía de miedo en cochones “Pikolín” y el Athletic de Bilbao y la Real ganaban las Ligas por pares hasta que a Butragueño le dio por enseñar los huevos.

• A Sabrina se le escapó una teta en la Gala de Nochevieja y en todo el pais no se habló de otra cosa hasta el mes de marzo.

• A Alaska le dejaban presentar un programa para crios en la tele y Pancho, el de “Verano Azul”, todavía no se metía picos.

• Una Señora le contaba a “Encarna de Noche” que se le quemaba el hijo en Alcobendas porque tenía las empanadillas haciendo la mili.

• Una caja de 12 “Plastidecores” era un buen regalo de cumpleaños y por uno “color carne” eras capaz de matar. Las cajas de 24 eran como Bin Laden, existían, pero nadie las había visto.

• Una bolsa de pipas “Facundo” de 15 pelas era enorme y por una peseta te daban dos “Sugus”.

• Repartían Albumes a las salidas de los colegios para engancharte a la colección. Los sobres de cromos costaban 5 pelas, pero también te los daban con las tapas de los Yogures “Yoplait”.

• En aquel pais de menos de 5000 dólares de renta per cápita, nos daban dos “Petisuis”, pero es que antes eran la mitad de tamaño.

• Las “María” eran “Fontaneda”, los camiones “Ebro” y las furgonetas “DKV”.

• El camión del butano tocaba la bocina, y los críos nos hacíamos brechas en los hierros oxidados de los columpios y nuestras madres nos daban algún cachete por romper los pantalones.

• En vez de un Magnum Almendrado, pedías un “polo de limón” y a veces, el chocolate era “La Campana de Elgorriaga” (Malo, malo, malo)

• Las pilas “Tximist” solían romperse cuando se agotaban en nuestros casettes “mono” y los tebeos de “Mortadelo” pasaban de mano en mano.

• Hubo muchas niñas cuya primera colonia fue “Chispas”. Y no había cartones de leche en tetra brik, sino que la leche venía en bolsas de plástico que necesitaban un recipiente para meterse en la nevera, y el detergente venía en tubos redondos.

• Y en vez de grabadoras de DVD y CD-ROM, te ibas a casa de tu colega con radiocasette de doble pletina a llenar una TDK de 90 minutos de juegos para spectrum 48k.

• Y con la teleindiscreta regalaban pegatinas de UVEEEEEEEEEEE!!!

• Aquella generación coleccionábamos cochecitos “Güisbal”, y el helicóptero de “Tulipán” aterrizaba en las piscinas para regalar bocadillos en los anuncios de la tele.

• Aquella generación empleábamos el vaso de “Nocilla” para dibujar a Naranjito. Así que la Nocilla, ni mentarla. Además, es “leche, cacao, avellanas y azúcar”. A saber que le echarán a la Nutella esa.

Autor: Desconocido

ALGUNOS PEQUEÑOS CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA LA NOCHE DE HALLOWEEN

18 Oct

CARTEL HALLOWEEN

– Si la llama de una vela de pronto cambia de color amarillo-rojo al azul, eso significa que hay un fantasma cerca de nosotros.

– Si queremos asustar a un alma en pena (muy útil si nos pasa lo anterior) lo que hay que hacer es tocar una campanilla, entonces ser irán como alma que lleva el diablo.

– La presencia de mascotas es asimismo muy útil para mantener alejados a los espíritus.

– Las velas que se encienden en Halloween no deben usarse en ninguna otra época del año, trae mala suerte y pueden pasar cosas que escaparan a tu control.

– Según un antiguo ritual celta, cuando se encendían grandes hogueras en este día, cuando el fuego se extinguía con las mismas cenizas dibujaban un circulo alrededor de la hoguera, luego eran colocadas pequeñas piedras por cada miembro de las familias participantes en la parte interior del circulo, al día siguiente si por alguna causa alguna de las piedras no estaba en su sitio o había sido dañada el que la hubiera puesta ahí la noche anterior, ya podía ir haciendo testamento y ponerse a rezar porque la muerte vendría a buscarlo en un plazo máximo de doce meses. Así que si se os ocurre seguir este ritual celta y colocar piedrecitas, mejor no ir a verlas al día siguiente, por si acaso……

– Si una señora, por casualidad, se pone de parto y da a luz esa noche, que sepa que su hijo podrá ver y hablar con los espíritus.

Así que, en la próxima Noche de Halloween, divertiros, si, pero tened cuidado si de repente sentís un escalofrío en la nuca……. No será porque no os he avisado……….

Publicado en el blog de:

El Trolley de Nieves

 

APUNTES DE LA ABUELA – (Archivo personal de Francisco Ortega Bustamante)

25 May

Dscn1744

I

Es el “amor” un bicho
Que cuando pica
No se encuentra remedio
Ni en la “botica”,

Porque sus males…
Si el “Cura” no los cura
Son incurables.

II

Es el amor, señores
Como el cigarro.
Nadie los deja…
Y todos quieren dejarlo.

Y el que lo deja,
Es para volver luego…
Con más fuerza.

III

Al principio de amarse
Dos corazones,
Nunca falta un demonio
Que les estorbe.

Pues muchas gentes,
Donde no les importa…
Suelen meterse.

ABEJAS EN SU LABOR PRINCIPAL DE POLINIZACIÓN, DE ELLAS DEPENDE NUESTRA EXISTENCIA – FOTOS TOMADAS EN EL POLÍGONO EL MATADERO – GALERÍA FOB.

24 Abr

DSCN3284-DSCN3285-DSCN3286-DSCN3287-DSCN3288-

NOCHE VIEJA Y ALGUNAS TRADICIONES

30 Dic

slide-nochevieja3a70790a774be05f0de83f7be2eea6c6

Está muy claro que el ser humano siempre ha tenido la necesidad de creer en algo o alguien superior a él, para pedirle o para ofrendarle, pero lo que sí es totalmente cierto, que antes o después todos pedimos o damos gracias de alguna manera más o menos privada como muy personal y, que en la mayoría de los casos, nos avergonzamos si tuviésemos que contarlo a alguien.

Es justo en ese momento, cuando nacen las creencias, los miedos, los tabúes, las supersticiones, las dudas y un interminable rosario de adjetivos, para una sola cosa: “cada persona es un mundo”.

La Nochevieja está forzosamente ligada a todo lo antedicho, porque cada cual la celebra como le viene en gana según sus creencias, costumbres o tradiciones. Sin olvidar que cada año puede ser diferente según con quién la podamos celebrar, adaptándonos así, a un acuerdo de grupo o familiar para su celebración, incluidos los rituales pertinentes de acuerdo con la noche.

La costumbre de tomar las supuestas uvas de la suerte, es relativamente reciente, pues arranca de la brillante idea de los cosecheros españoles de 1909, que ante la híper producción de cosecha con la que se encontraban y sin poder darle salida al mercado, pensaron antes de que se les echase encima el tiempo de la recolecta, que de este modo y con un nuevo y alternativo enfoque de consumir las uvas, orientadas a una celebración y petición de buena suerte para el siguiente año, despacharían sus uvas sin despeinarse, viéndose muy sorprendidos, cuando en realidad le faltaron uvas. Esta tradición de hace tan sólo un siglo, sólo se celebra en España.

No obstante, no debieron estar muy mal informados, pues es bien sabido, que ya los romanos y otras culturas, comían lentejas, a las que se les atribuía como semilla que es, el poder de regeneración y prosperidad después de su siembra. Y si hacemos un poco de memoria, a aquél hombre cazador que encontraron en los hielos con unos cuantos miles de años en su cuerpo, le encontraron una bolsa que pendía de su cintura conteniendo granos de trigo entre otros, como símbolo de regeneración de energía vital para la subsistencia, y seguro, que lo llevaría como amuleto para obtener una buena caza.

Hay muchas y variables formas de celebrar el paso de un año a otro y, para eso sólo tenemos que tener ganas de ponerle chispa a esa mágica noche.

1 – La mayoría de las mujeres y, cada vez más hombres, usan esa noche ropa interior de color rojo, puesto que al mencionado color se le atribuyen muchas propiedades que van desde su simbolismo con el amor, suerte, energía y el fuego.

2 – Es costumbre divertida, pedir suerte y riqueza al próximo año con una copa de cava en la que introduciremos un anillo de oro o un pendiente inmediatamente antes de empezar las campanadas, para una vez acabadas, poder beber de ese símbolo como es el oro bañado en el dorado cava.

3 – Encender velas doradas o blancas esparciéndoles purpurina dorada para que ardan durante la cena y campanadas, dejándolas consumir al tiempo que expresamos nuestros deseos para el año venidero.

4 – Podemos escribir en dos papelitos, de igual forma que en la noche de San Juan, todo lo malo de lo queremos dejar atrás con el viejo año en un papel que no debe leer nadie y, quemarlo en la vela hasta su total consumición, para una vez pasadas las campanadas, quemar de la misma forma, el otro papel que anteriormente hemos pedido nuestros deseos al nuevo año. Se puede celebrar en grupo.

5 – Levantar la copa para brindar con un anillo o moneda dentro, nos ponemos purpurina dorada en el pelo esparciendo también en la casa, y con ropa interior roja levantamos el pie izquierdo, permitiendo al pie derecho que sea el primero en pisar el nuevo año con las campanadas, luego Chin Chin y, “pa dentro”.

 

Francisco Ortega Bustamante.