Archivo | PARAPSICOLOGÍA RSS feed for this section
Imagen

HALLOWEEN EN LA TAHONA HOY JUEVES Y MAÑANA VIERNES – PREÁMBULO – GALERÍA FOB.

31 Oct

IMG_0452-

73324636_2388810638101569_6201599412947386368_nIMG_0420-IMG_0421-IMG_0422-IMG_0425-IMG_0429-IMG_0478-IMG_0430-IMG_0432-IMG_0433-IMG_0435-IMG_0436-IMG_0437-IMG_0438-IMG_0439-IMG_0440-IMG_0442-IMG_0445-IMG_0447-IMG_0448-IMG_0449-IMG_0452-IMG_0458-IMG_0462-IMG_0464-IMG_0465-IMG_0468-IMG_0469-IMG_0470-IMG_0471-

El Misterio de los Orbs o Seres de Luz

8 Sep

LA PRESENCIA “ORBS” SE HACE NOTAR UNA VEZ MÁS CON TODA CONTUNDENCIA – GALERÍA FOB.

4 Sep

IMG_9421-

IMG_9420-IMG_9422-IMG_9425-IMG_9426-IMG_9429-IMG_9430-IMG_9433-IMG_9436-IMG_9450-IMG_9454-IMG_9456-

IMG_9431-

Es algo a lo que ya casi estamos acostumbrados, pero cuando es en la cantidad y la intensidad que se dan en este caso, ciertamente nos llama la atención, primero, a titulo de curiosidad cuanto menos, y en segundo lugar, también motiva un poco más a los amigos de lo paranormal, o cuanto menos, de este tipo de fenómenos extrños pero investigados. Una forma de vivir experiencias de otra índole y en escenarios que invitan a es miedo que nos da risa.

Francisco Ortega Bustamante.

FENÓMENOS PARANORMALES Y MUY EXTRAÑOS EN CEHEGÍN I PARTE – LA CASA DE LAS “BOTICARIAS” -(Artículo, fotos y fragmento de mi novela, FOB)

23 Ene

1

Fragmento de mi novela:

LAS BOTICARIAS Y SUS CÓDIGOS

Dos guardianes jónicos, vestidos de romanos, custodian las viejas puertas que dan paso a la antesala de casi cinco siglos de historia. Una bonita y penumbrosa cancela, decorada con aquéllos azulejos de extraños dibujos de cuando entonces – y así mismo – también el suelo que pisamos.

Al abrir la segunda puerta, se nos derrumba la emoción para pasar a la intriga y el asombro, al estrellarnos contra una pared a secas presidida por un notable y forjado ojo de buey asomado al gran patio conventual en el que, su centro esta marcado por un canoso aljibe arropado por multitud de piedras tan negras, como el oscuro pasado que guarda esta casona en su memoria.

Una quebrada escalera de color parduzco, nos conduce a la incertidumbre de un subibaja entre descender hasta el patio – muy tenebroso en plenilunio – o alcanzar la primera planta con su espectacular balaustrada de madera del XVII y, las catorce estaciones colgadas en los viejos muros de aquél cuadrado, con tantos rezos guardados en su haber.

Grandes y largos tejados rinden pleitesía a todo el que se fije en ellos. Ya están demasiado ancianos y cansados. La lluvia – cada vez más – les cala hondo en sus retorcidos huesos reumáticos y carcomidos por el bicho de los años. Unos son más altos que otros, según guarden unas dependencias u otras. Algunas, guardan demasiados misterios. Demasiada magia. La magia de una casa encantada…

2 - boticarias placa de fachada.jpg-20180117_165632-dscn1628-dscn1630-dscn1635-dscn1657-dscn1686-dscn1700-dscn1701-dscn1701--dscn1702-dscn1703-dscn1705-dscn1721-dscn1722-

Los fenómenos “Orbs” se ven en algunas fotos notablemente, aparte del propio y emblemático edificio que nos ocupa.

En ocasiones como esta, nos resulta difícil creer en ciertos tipos de acontecimientos o estados que, sin duda, se dan en todos los rincones de nuestro planeta y, nuestra patria chica también forma parte de este planeta cada vez más cargado de asombrosas historias, leyendas y verdaderos sucesos reales y constatados.

En el caso que nos ocupa, hablamos de una casona del siglo XVII – hoy en ruinas – en los que sus inicios fueron de una casa conventual para albergar a una comunidad de monjas que atenderían un hospital de caridad, ya que algunas fuentes publicadas así lo constatan, incluso, la placa informativa que luce en su fachada.

Es por tanto este, un lugar que, de alguna manera, ya estaría ligado o asociado, a una trayectoria vinculada con esa parte más gris de la vida, incluso más oscura aún en ocasiones, de hecho, la trágica muerte de Alonso de Góngora ensartado por la espada de Martín de Ambel – antiguo propietario de esta casa – viene a sumarse a la anterior vida espiritual y de atención a enfermos ancianos por las monjas que habitarían este lugar, aunque algunas fuentes aseguran, que es muy posible que no llegaran a ocuparla por mucho tiempo.

Aún quedan algunos vestigios como, restos en extinción, de las cruces en torno al corredor interior que, corresponderían con las catorce estaciones de un vía crucis de obligada oración, cosa que sin lugar a dudas, continuaron sus rezos las hermanas Ortega Lorencio mientras vivieron, siendo ellas las últimas almas que habitaran ese lugar.

Deberíamos sumar a esto, que estas hermanas, conocidas como las boticarias – cosa de familia – albergaban en los bajos de la mencionada casa, una antigua botica en la que se preparaban toda clase de remedios para curaciones de aquéllos males que aquejaban a las gentes de esa época. Un cóctel, en resumen, para que se den las circunstancias propicias para albergar aún más si cabe, ciertos tipos de fenomenologías paranormales.

Dicho esto – algunas fotos y grabaciones así lo demuestran – es este un lugar mágico cuanto menos, de esos que se te pone la piel estirada y los pelos les crecen incluso a quien no tiene ninguno. Aparte del material recopilado durante muchos años, también están las experiencias vividas en primera persona y, las que han experimentado terceras personas en sus propias carnes – historias, como digo – que están ahí vividas y recogidas, ya que es de buen hacer, guardar el recoger.

Diversas historias de muy distinta índole, avalan mis palabras, así como las vivencias personales, ya que es una forma de demostrar hechos reales. Otra cosa es hacer un exhaustivo análisis pormenorizado de cada caso puntual.

En otra ocasión, ampliaremos más datos sobre este asunto y en este mismo lugar, aunque sin duda, Cehegín da para mucho.

Francisco Ortega Bustamante.

RITUALES DE PETICIÓN PARA NAVIDAD – 25 DE DICIEMBRE

22 Dic

PRÁCTICAS RITUALES PARA NAVIDAD

Quizá más que hablar de un ritual específico podríamos empezar por hablar de una multiplicidad de prácticas útiles en esta fecha. En primer lugar, puede ser recomendable colocar en la casa: herraduras, campanillas, muérdago y acebo. Es recomendable encender fuego en el hogar si ello fuera posible, y conservar alguno de los leños como talismán de protección de la casa. Se aconseja comprar un regalo (no es preciso que sea de alto precio) y entregarlo a alguien a quien amemos o a algún necesitado, para invocar los poderes de retribución. Dar es una forma de agradecer al Cosmos lo recibido y de hacernos merecedores de sus regalos. El ritual del “leño de Navidad” puede cargar nuestra fiesta con un significado realmente hermoso y de compartir. Basándonos en estas ideas, podemos elaborar nuestros rituales de Navidad.

RITUAL DE NAVIDAD 25 DE DICIEMBRE, Objetivo: general. Materiales a emplear: Una vela roja o dorada. De una a tres velas o una vela blanca para cada uno de los presentes. Purpurina dorada. Cerillas de madera.Celebración del ritual: Encenderemos la vela navideña (poder de acción y fuerza solar) con cerillas de madera, diciendo: Poderes del Sol y de la luz, en este día, cuando el Sol alcanza su menor fuerza y, al mismo tiempo, comienza su lento camino de renacimiento, cuando nace el niño Dios Sol, os pedimos que iluminéis esta vela con la fuerza del renacimiento y el poder del crecimiento. En meditación, frente a la vela, visualizaremos las fuerzas solares fluyendo hacia nosotros. Hecho esto, encenderemos de esa vela central un máximo de tres velas (una por persona si el ritual se hace en grupo) y, tras dejarlas arder unos minutos, las apagaremos sin soplar, dejando arder la vela central hasta consumirse. Las velas así obtenidas se guardaran y, cuando tengamos alguna petición especial durante el año, especialmente si se trata de peticiones de salud, prosperidad, amor o protección, las encenderemos dejándolas arder hasta su consumición, formulando una oración con nuestra petición y permaneciendo en meditación frente a ellas unos 15 minutos. Al finalizar este pequeño ritual, se recomienda tener preparado un pequeño regalo e intercambiarlo con los demás presentes o, si se hace solo, regalárselo después a alguien a quien tengamos especial estima. También se arrojará purpurina dorada al aire, sobre sí mismo y sobre los presentes, y en las entradas de la casa, diciendo: Que este polvo dorado ilumine el camino de llegada a la buena fortuna.

OTRO RITUAL DE NAVIDAD, Objetivo: Protección.Materiales a emplear: Un saquito rojo. Romero. Muérdago. Acebo. Un diente de ajo. Una pequeña herradura o una campanilla. Una vela roja. Sal. Purpurina roja. Cordoncillo negro. Celebración del ritual: Encender la vela roja diciendo: Fuerzas protectoras de la luz, que en esta fecha hacéis arder de nuevo el fuego del cielo iniciando su lento camino de nuevo crecimiento, ¡escuchadme!, ¡oíd mi ruego! Haced descender sobre este saquito y sus materiales el poder de protección, para que mis enemigos, físicos o mágicos, no puedan llegar a mí mientras su fuerza esté conmigo(o con aquel para quien se fabrique). Cuando la vela haya ardido de 15 a 30 minutos, abriremos el saquito y colocaremos en su interior el romero, el muérdago, el acebo y la herradura. Pondremos también una pizca de sal y una pizca de purpurina roja. Si se desea, puede incluirse una foto de carné con el rostro de la persona para la que se fabrica. Hecho todo esto, ataremos el saquito con el cordoncillo negro, diciendo: Fuerzas de la luz, os doy gracias por vuestra protección. Haced que este saquito recoja vuestros poderes y que, por vuestra mediación, nadie pueda dañarme (o a la persona para quien se hace), ni a mí ni a mi casa, debilitando sus poderes malignos y creando a mi alrededor y al de los míos un muro impenetrable frente al que mis enemigos nada puedan. ¡Así sea! El saco se dejará junto a la vela hasta que se consuma por completo, y luego se llevará encima o se colgará en la puerta de nuestra casa. Si se ha hecho para otra persona, se guardará hasta que podamos entregárselo, indicándole que lo lleve encima o lo cuelgue en su puerta.

 

FRANCISCO ORTEGA BUSTAMANTE

AMULETOS Y TALISMANES.

27 Nov



El Tetragrámaton hebreo:

La palabra tetragramatón procede del griego Tettares (cuatro) y gramma (letra), y hace especial referencia a las cuatro letras que, en hebreo, componen y expresan el concepto de Dios.

Estas cuatro letras: Y H V H (yod, he, vav, he), escritas en caracteres hebreos (de derecha a izquierda), se consideran la representación de la Divina voluntad, la Creación, el intelecto y la Acción.

Como amuleto de protección suele aparecer la palabra inscrita dentro de un círculo que, a su vez, engloba la figura de un pentagrama (estrella de cinco puntas) o de un hexagrama (estrella de seis puntas). El hexagrama es conocido también como estrella de David o sello de Salomón (dos triángulos entrelazados) y su simbolismo recoge la idea de la unión del hombre con la divinidad.

El triángulo que sube simboliza el esfuerzo humano de superación, es decir, su trabajo evolutivo, y el triángulo que baja representa la providencia y la ayuda de Dios.

El simbolismo de la estrella de cinco puntas es similar, ya que representa al ser humano (de pie con brazos y piernas extendidos) que se siente identificado con las fuerzas del Universo, y sintoniza sus energías con la energía universal.

En ambos casos se trata de un talismán de protección personal que expresa el concepto de unión con Dios.

FENÓMENOS EXTRAÑOS

19 Oct

LEYENDAS URBANAS

Dos de las leyendas urbanas más extendidas son las de Verónica y la autoestopista fantasma, las cuales están extendidas por todo el mundo, y se han ido modernizando con el paso del tiempo.

Por ejemplo, en las primeras versiones de la leyenda de Verónica no aparecía su imagen dentro de un espejo, sino que aparecía reflejada sobre la superficie del agua de un barril.

En la leyenda de la autoestopista fantasma en su origen la chica no se subía a un coche sino que paraba a los jinetes y se montaba en la grupa de sus caballos.

También son bastante populares las que tratan sobre asustadores de niños como El hombre del saco o El Coco.

Los adultos recurren a estos personajes para infundir miedo entre los niños con el propósito de obligarles a cumplir determinadas rutinas o mantenerles alejados de lugares, personas y acciones que se consideran peligrosos para ellos.