Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

LA PRIMERA REPÚBLICA ESPAÑOLA (Blog, Paseando por la Historia)

8 Abr

La Primera República española

El primer proyecto republicano en la historia de España se desarrolla en un periodo corto de tiempo, pues tan solo estuvo vigente durante once meses, entre los años 1873 y 1874, dentro de una etapa conocida como el Sexenio Democrático.

Los antecedentes a esta Primera República española hay que buscarlos en el reinado de Isabel II (1868). Tras su destronamiento empezaron a aflorar los primeros ideales republicanos, debido al desgaste de la monarquía. Amadeo de Saboya fue el elegido para llevar las riendas del Estado. Sin embargo, su mala gestión provocó su abdicación en 1873, año en el que acabó proclamándose la Primera República Española.

Proclamación de la Primera República Española

Fueron cuatro los presidentes del Estado durante estos pocos meses, lo que corrobora la inestabilidad política del momento. Pero de los cuatro, solo dos intentaron realizar algún cambio importante para el país: Estanislao Figueras y Francisco Pi i Margall.

 Figueras apenas contó con apoyos sociales, ni por parte de la burguesía, que tan solo quería una democratización sin cambios drásticos, ni por parte de los obreros y campesinos, que reclamaban un mejor reparto de tierras y reducciones en sus jornadas laborales. Así, fueron numerosas las revueltas de campesinos en Andalucía y las movilizaciones populares en Cataluña.

 

A nivel internacional, solo Estados Unidos reconoció este nuevo régimen político, por lo que se podría afirmar que la República, ya desde su aparición, estaba llamada al fracaso. Así las cosas, Estanislao Figueras dimite pasando el gobierno a Francisco Pi i Margall el cual fue, entre otras cosas, el encargado de redactar un nuevo proyecto de Constitución. Dicha Constitución nunca entró en vigor, pero tenía algunos aspectos destacables, como por ejemplo la creación de una República Federal compuesta por 17 estados, incluyendo a Cuba y Puerto Rico, así como los territorios de ultramar.

Los cuatro presidentes de la Primera República

La República, a pesar de su brevedad en el tiempo, se enfrentó a varios problemas. En primer lugar la Tercera Guerra Carlista, pues el inicio de la República supuso el retorno al conflicto, y durante el verano de 1873 la lucha se propagó por buena parte de Cuenca, Teruel y Cataluña. Asimismo se inició la guerra en Cuba, porque muchos de los burgueses españoles que vivían en la isla se oponían a las medidas impuestas por el republicanismo.

 Pero la realidad más grave a la que se enfrentó el Estado fue la sublevación cantonal. Los cantones eran territorios que querían proclamar su independencia y establecer una legislación propia. Pi i Margall reconocía el federalismo como nueva forma de gobierno; sin embargo, lo que iba a ser un acuerdo entre cantones se convirtió en un verdadero desorden territorial. Esto supuso el fin de Pi i Margall como presidente y su sustitución por Nicolás Salmerón. Los dos grandes objetivos de Salmerón eran neutralizar el cantonalismo y parar el avance carlista. Dichos objetivos fueron conseguidos por la Guardia Civil; sin embargo, en las cortes se desataron grandes polémicas que acabaron con su dimisión.

Con el último presidente, Emilio Castelar, la República dio un giro conservador abandonándose todas las intenciones reformistas. No obstante, esto no convenció a las Cortes, de modo que gobernó de manera autoritaria. Ante esta situación, varios diputados propusieron una moción de censura, forzando así su dimisión tras el golpe de Estado perpetrado por el general Pavía el 3 de enero de 1874, hecho que supuso el fin de la Primera República Española y, por ende, el final del Sexenio Democrático.

Fuentes: *

http://www.estudioteca.net/bachillerato/historia/historia-de-espana/la-primera-republica-1873-1874 * https://www.unprofesor.com/ciencias-sociales/primera-republica-espanola-resumen-1819.html

Anuncios

EL JARDÍN DEL CONVENTO Y ALGO DE HISTORIA – ARTÍCULO Y FOTOS F. ORTEGA.

8 Abr

Copia de 34Copia de 33

PILASTRA

Una breve reseña sobre estas fotos en las que se aprecia a todas luces, que el entonces jardinero, se dejó la manguera de riego abierta mientras fue a comer, ya que vivía justo en la calle de abajo, era cojo y, en Cehegín se le recuerda como el “Pata palo”, dado que por su mutilación de una pierna, utilizaba una especie de pierna de madera de poner y quitar, de ahí que veamos como el agua corre por el asfalto calle abajo.

Añadir que, la última foto, recoge un casi primer plano, de una pilastra macetero, que llegó a sus últimos días con la reforma actual del jardín, pero que se puede apreciar en una de las fotos, que se ubicaba en la esquina derecha del jardín en su final hacia el convento, desde luego en muy mal estado. Pues bien, se trata de una de las dos pilastras que presidían la subida de la escalinata hacia la Iglesia de la Concepción, teniendo constancia fotográfica de dichas pilastras y ya publicadas, entre los años 40-50 del pasado siglo.

Como podemos apreciar, a veces, hay detalles de nuestra historia, que si le seguimos el hilo, podríamos conocer mucho más de lo que imaginamos, incluso, publicaciones de esta nuestra historia, a modo de perpetuar nuestro legado.

Francisco Ortega Bustamante.

INSPIRACIÓN…

3 Mar

Río-Mundo-Riópar-ecoturismo-SaberSabor-naturaleza-Castilla-La-Mancha3495762138209_b3e10eab86_bC3XN2PZWQAAy3V_eab6d23c8872c55077771cf530763794172503

Hay días en la vida – que en ocasiones – te despiertan a una luz muy diferente a lo vivido. Es como si te vistieran de inspiración. Esa especie de voluntad animosa por comerte el mundo si cabe.

Deseos de camuflarte entre los campos que te rodean donde reina una naturaleza pura, de esa que no miente, que es real, pero que además, te invita a tener una verdadera historia de amor con ella en su propia pureza y lealtad.

Te ofrece vida – o amor a la vida – sin cortapisas ni contratos que, contengan cláusulas tramposas camufladas en letra demasiado pequeña. Es todo grandeza.

Sí, existen esos días aunque no les hagamos demasiado caso. Ninguno.

Francisco Ortega Bustamante

Imagen

QUE SEA UN BUEN AÑO PARA TODOS

1 Ene

Copia de TARJETA 2013

CEHEGÍN – UN ANTES Y UN DESPUÉS – ARTÍCULO Y GALERÍA FOB.

25 Oct

Cehegín, allá por mediados de los 80, sufrió las primeras dentelladas de una muerte anunciada, pero que seguiría con mucha más fuerza en los años 90, una década muy prolífera en esa gran cosecha de escombros, en los que se convirtieron más de siete centenares de viviendas que formaron parte de muchas vidas, de mucha historia y de un legado que no supimos quizá, encontrar el antídoto apropiado, peor aún, encontrar al cirujano indicadoo que hubiese sabido acertadamente, pasar su bisturí tan sólo donde estuviese el verdadero daño, sin la necesidad de cortar todo el envase en donde una vez hubo vidas. Muchas vidas. Un médico que no hubiera permitido que esas vidas se le escaparan de las manos, dejando un pueblo muerto y vacío, despojado de sus galones recien condecorados como CONJUNTO HISTÓRICO ARTÍSTICO.

Indudablemente, reconozco, que estaba herido de muerte, y que sin dudar en ningún instante, algo moría sin poder ser salvado de esa tumba que le esperaba sin retorno, pero no todo.

Francisco Ortega Bustamante.

 

comp 1comp 2comp 3comp 4comp 5comp 6comp 7comp 8comp 9comp 10

Imagen

YA A LA VENTA EL NUEVO LIBRO DE FRANCISCO ORTEGA – PUEDES ADQUIRIRLO EN LIBRERÍA GRAN VÍA O EN SOUVENIRS CEHEGÍN.

30 Sep

PORTADA NUEVO PARA IMPRIMIR

MAGIA EN LA MADRUGADA – CEHEGÍN… LO MIRES COMO LO MIRES – ARTÍCULO Y GALERÍA FOB.

19 Jun

DSCN6203-DSCN6206-DSCN6212-DSCN6213-DSCN6224--DSCN6225--DSCN6227-DSCN6231-DSCN6232-DSCN6234-DSCN6235-DSCN6238-DSCN6249-DSCN6250-

Hay ocasiones, en las que bien merece la pena caminar en la noche en busca de amaneceres, pero mientras eso ocurre, o no, se respira y vive aún en nuestros días, ese olor añejo a cáñamo ceheginero en cada calle, y si te empeñas, puedes dialogar con aquéllos curtidos personajes que aún resuenan en nuestras almas.

Es posible que, físicamente se hayan perdido demasiadas cosas de nuestras raíces y tradiciones, asi como diversos oficios rudimentarios hoy, pero que antaño, nos dieron algo de comer, aún así, cada noche, inmerso entre ese serpenteante y laberíntico puñado de viejas casas, se sigue respirando ese inconfundible olor, a comida de “padre y madre”…cuando existían las familias.

Francisco Ortega Bustamante.